El Heraldo / ¿Qué tienen en común el embarazo de la hermana del rey del pop, Janet Jackson, de 50 años; de una mujer en India de 70 años; y de la actriz Jennifer Aniston de 46 años? En 2016, las tres se convirtieron en madres primerizas después de los 35 años. ¿Cómo lo hicieron?

Cuando una mujer supera este umbral, la calidad y la cantidad de sus óvulos empiezan a disminuir, y con ello también las posibilidades de quedar embarazada. Sin embargo, los avances en la medicina han dado origen a tratamientos de reproducción asistida como la inseminación artificial y la fecundación in vitro.

Ello aunque los embarazos después de esta edad -que cada vez son más frecuentes- se consideren de alto riesgo obstétrico. Tres ginecólogos y una neuropsicóloga explican cuáles son los factores de peligro asociados, y qué recomendaciones deben seguir estas mujeres para prevenir complicaciones durante su embarazo, así como qué alternativas existen en materia de fertilidad.

Factores de riesgo. ?Hace 30 años era raro tener a mujeres de más de 35 años embarazadas?, relata Guillermo Ignacio Acosta, ginecólogo obstetra. ?Estos casos eran considerados de mucho más alto riesgo que ahora?.

Según cifras del Dane, Colombia registra 32.969 nacimientos en madres mayores de 35 años en lo que va corrido de 2016. De esos, 26.209 son de mujeres en edades de entre 35 a 39 años, 6.189 de entre 40 a 44 años; 493 de entre 45 a 49 años y solo 78 son de entre 50 a 54 años.

Los casos referenciados empiezan a convertirse en la experiencia común; las parejas se casan más tarde  y las mujeres han fijado otras prioridades en sus vidas.

“La mujer ha decidido postergar su primimaternidad, por darle prioridad al estudio o porque tiene unos objetivos diferentes a nivel socioeconómico”, señala Leonardo Muñoz, ginecólogo y experto en infertilidad y en embarazos de alto riesgo.

Aunque la medicina se está adaptando a estos cambios, existen riesgos que se originan en los procesos fisiológicos del cuerpo.

“A los 35 o más el músculo se pone más fibroso y duro, lo cual dificulta el trabajo de parto . Además, por haber vivido más tiempo, hay una mayor exposición a sustancias tóxicas, lo que podría aumentar la presencia de malformaciones”, dice Acosta.

Dentro de los principales factores de riesgo también están las alteraciones cromosómicas en el bebé (síndrome de Down, Trisomía 13 y Trisomía 18), una mayor incidencia de abortos y complicaciones obstétricas, como hipertensión arterial, preeclampsia y diabetes gestacional?, explica Muñoz.

El riesgo de aborto también es mucho más alto debido a las deficiencias hormonales, señala Acosta.

Por su parte, Winston Mendoza, ginecólogo obstetra y presidente de la Sociedad de Ginecología de Sucre, afirma que los riesgos están dirigidos al feto y a la madre. El riesgo más fuerte para el feto es el desarrollo de enfermedades genéticas, “para las madres, hay más riesgos de sangrado, más síntomas desagradables, el efecto hormonal dificulta la respiración (…)El cuerpo pierde la capacidad de aceptar el estrés del embarazo. Los síntomas son más notorios a mayor edad”, asegura Mendoza.

Existe la creencia de que la nutrición del feto podría verse afectada por el proceso de desmineralización que experimenta la madre con el paso de los años. Mendoza contó que no existe una relación que compruebe esta presunción. Pero sí existe un incremento del riesgo de que la placenta no se desarrolle de forma adecuada o que no le ofrezca al bebé la nutrición que él necesita.

“Porque la placenta que produce la mamá no tiene una función adecuada para la nutrición del bebito, lo cual implica problemas en la ganancia de peso”, menciona .

Famosas que fueron madres después de los 40 años  

Celine Dion. A los 42 años la cantante canadiense quedó en embarazo a través de la fecundación in vitro, tras años de intentos fallidos. En octubre de 2010 dio a luz por cesárea a gemelos varones. Ello con su esposo, ya fallecido, René Angélil.

Halle Berry. La actriz tuvo a su primera hija, Nahía Ariela Aubry, a los 41 años. A sus 46 años volvió a quedar embarazada y dio a luz a Maceo Robert Martínez en octubre de 2013, fruto de su tercer matrimonio, el actor francés Olivier Martínez.

Janet Jackson. La hermana pequeña de Michael Jackson, la cantante Janet Jackson, anunció hace unas semanas que suspendía su gira porque está embarazada de su primer hijo a la edad de 49 años; con su tercer esposo Wissam Al Mana.

Recomendaciones. Acosta recomienda acudir a control prenatal apenas se tenga la prueba de embarazo positiva. A nivel de los procesos ecográficos, la tecnología  ha avanzando hasta el punto de que se pueden determinar riesgos de preenclampsia y de malformación a través de ecografías tempranas. ?Esto nos permite manejar adecuadamente a las mujeres embarazadas de todas las edades?, indica Acosta.

Este médico recomienda que las embarazadas actúen como se sientan. “El embarazo no es una enfermedad, es un estado fisiológico de la mujer. El cuerpo de la mujer está hecho para estar embarazada”.

Muñoz sugiere que la paciente, unos tres meses antes de planear el embarazo, empiece a tomar micronutrientes, como el ácido fólico, ?que ayuda a disminuir malformaciones (…) Los embarazos de alto riesgo necesitan ser muy controlados, para identificar factores de riesgo, mediante ecografías específicas?. En el caso de que haya sido un embarazo espontáneo, es necesario hacerse exámenes después de la primera semana.

En relación con la alimentación en este periodo, Acosta recomienda no consumir carnes rojas o embutidos, porque “algunas están expuestas a contaminación y tienen muchas hormonas”. Sin dejar por ello de asegurarse de tener una dieta balanceada. “El hígado, por ejemplo, es el filtro del animal, que es donde más toxinas se acumulan”. Aconseja el consumo de  lentejas, frutas, verduras, pescado y pollo. En cuanto a las vitaminas, el consumo y el tipo dependen de cada mujer en particular.

Mendoza agregó que debe hacerse un consumo controlado de carbohidratos y harinas, pues debe incrementarse el peso, pero no excesivamente. Además, durante el embarazo se debe tomar un suplemento de hierro y uno de calcio. “Las consultas con el ginecólogo deben ser seguidas y se les educa durante todo el embarazo para que vayan identificando signos de alarma que reconozcan enfermedades como la hipertensión o alteración del azúcar”, puntualizó.

Famosas que fueron madres después de los 40 años  

Julia Roberts. Cuando tenía 37 años, la actriz estadounidense tuvo a sus gemelos Hazel Patricia y Phinneaus. Y a los 40 años dio a luz a Henry, cuatro meses después de su cumpleaños. Los tres hijos los tuvo con su esposo actual Daniel Moder.

Nicole Kidman . Luego de adoptar a Connor e Isabella junto a su expareja, Tom Cruise, la actriz dio a luz a su primer hija biológica, Sunday Rose, a los 40 años en 2008. Y en 2010 recibió a su segunda hija biológica con 42 años.

Thalia. La cantante mexicana tuvo a su segundo hijo, Matthew, a los 40 años. Fue en junio de 2011 cuando consiguió la pareja (niño y niña), después de haber tenido a Sabrina en 2007; ambos con su esposo actual, el empresario Tommy Mottola.

Fertilización. El médico Leonardo Muñoz comenta que aun cuando lo ideal es que las mujeres se embaracen antes de los 35 años, existen varios procedimienos que les permiten postergar el embarazo. La ténica de repodrucción asistida de la fertilización in vitro ?posibilita extraer los óvulos por fuera del cuerpo, fertilizarlos en un laboratorio y  una vez que los embriones estén formados, se pueden hacer unos estudios más específicos, como el Diágnostico Genético Preimplantación?. Este consiste en sacar una semilla de ese embrión y hacerle un estudio cromosómico, para determinar cuál de esos embriones está sano. Luego, es transferido al vientre de la madre.

Infertilidad. Los estudios en medicina reproductiva han mostrado que los óvulos se formaron cuando la mujer estaba en el vientre de su madre, informó Muñoz. ?En el cuarto y quinto mes de embarazo se formaron todos los óvulos. De ahí en adelante se empiezan a gastar. El ovario se convierte, entonces, en una bodega, y mes a mes esos óvulos empiezan a gastarse, hasta que se acaben del todo, ahí es cuando llega la menopausia. Que no es otra cosa sino que se acabaron los óvulos?, dijo.

Después de los 35 años es más flexible esa pérdida de óvulos. Además, esos últimos óvulos que habían quedado de la vida reproductiva de la mujer ?son los que van perdiendo la calidad?. Por ello, disminuyen las posibilidades de un embarazo.

Otro procedimiento es la inseminación artificial. Esta consiste en examinar cuándo la mujer va a ovular, a través de una ecografía, para depositar la muestra de semen dentro de la cavidad uterina en el momento más propicio.

La vitrificación de ovocitos es la técnica que permite congelar óvulos cuando la mujer es fértil, evitando la formación de cristales de hielo en el interior celular para que no se destruyan en el momento de la descongelación.

Crecimiento y educación. Nury Lugo, neuropsicóloga, afirma que en cuanto a la madurez que se puede tener para orientar, educar y atender las necesidades de un hijo, ?ser adulto realmente es una garantía para la estabilidad emocional del menor. Aunque las madres jóvenes están en condiciones físicas de concebir, “la inestabilidad y la falta de criterios inciden en la educación de ellos”.

Según cuenta, existen casos de mujeres que justo cuando han decido asumir el proceso de adopción quedan embarazadas . “Porque dejan a un lado toda la carga tensional y emocional que implica la concepción”.

Agregó que cabría observar si la madre madura asume “el rol de abuela”, siendo más flexible, y más compresiva. Sin embargo, dijo confiar más en la teoría de que la madre madura tiene mucho más equilibrio y criterio para formar a sus hijos”.

Lugo explicó que si bien desde el plano físico, tener un bebé a los 40 años implica que de pronto cuando ese niño tenga 14 años no va a tener físicamente la misma energía que tendría una madre joven, lo importante es que mientras ese bebé necesite la protección materna, la madre esté en condiciones emocionales de hacerlo, concluye.