El Informador / GUADALAJARA, JALISCO (15/AGO/2016).- Hace más de 20 años que dentro del competitivo mercado musical hay una voz dulce que no empalaga y sabe seducir a través de sus notas melódicas: Laura Pausini , ganadora del Grammy y originaria de Solarolo (Italia), sabe envolver al público mexicano con un estilo peculiar en el que su carisma natural sobresale en cualquier escenario que se presente.

Ayer en el Auditorio Telmex, bajo una atmósfera cálida cargada de romanticismo, la cantautora italiana después de que unas cuantas personas gritaran la típica expresión desesperada de —¡Laura ya te queremos ver!, ¡Te amamos! —, salió a la luz blanca, usando un vestido strapple lila con flores rosas en la parte superior y un peinado suelto con ondas relajadas, a la vez que interpretó el tema de Similares, seguido de Enamorada.

En medio de un escenario con cuatro pantallas, tres plataformas cuadradas con un piano y una batería acomodada, la cantante aprovechó para manifestar su amor por México. “Un grandísimo placer estar en esta tierra del mariachi y el tequila . ¡Todos de pie y a mover caderas! quiero agradecer a Benitos Santos gracias por mi vestido”.

“¿Cómo están? ¿Calientes…? Les prometo una noche de poca madr.. Sean bienvenidos (…) soy la italiana más mexicana del mundo”, dijo Pausini enseguida de detallar el significado de la Bandera de México. “Vengo preparada”.

De esa manera con su gira mundial Similares Tour, la artista invadió el espacio del Telmex con nostalgia donde los asistentes de principio a fin representaron el rol de coristas al no parar de tararear y cantar las melodías que Pausini interpretó.

A DETALLE

Puebla, última escala mexicana

Su tour pasará por Puebla el 18 de agosto. Posteriormente Pausini tiene contemplado dirigirse a Costa Rica, Panamá, Perú, Chile, Argentina y Brasil.