Moda & Diseño

“En términos de amenazas electorales, la tercera parte del país está en alerta roja”

Colombia, España, Madrid, Argentina, Buenos Aires
Villa El Salvador: clausuran centro nocturno donde se prostituían 64 extranjeras

Semana: ¿Qué labor ha hecho la Procuraduría para garantizar la transparencia en las elecciones?

Fernando Carrillo: La tarea de la Procuraduría ha sido integral y con presencia en las regiones. Bajo la premisa de que un voto limpio es el mejor antídoto contra la corrupción, los esfuerzos se han orientado principalmente a la protección de los líderes sociales candidatos, evitar candidatos colados, prevenir y erradicar el trasteo de votos, vigilar la financiación de las campañas, hacer que se cumpla la ley en cuanto a publicidad exterior visual y, lo fundamental, combatir la participación en política de los servidores públicos. Hemos sido claros en esto: quien como servidor del Estado quiera hacer política, que renuncie. Romper el equilibrio y la imparcialidad en el proceso electoral es inaceptable.

De izquierda a derecha, así se mueve la intención de voto en Bogotá  Semana: ¿Cuáles han sido los resultados de esa labor?

F.C.: 320 actuaciones disciplinarias en curso, con 22 suspensiones de servidores públicos para blindar el proceso electoral, principalmente alcaldes, investigados por participación en política. Vigilancia para la protección de más de 150 candidatos amenazados. Trámite a más de 900 quejas; cerca de 200 operativos que han permitido, hasta ahora, el desmonte de aproximadamente 3.000 elementos publicitarios, 650 candidatos cuyas inscripciones se revocaron por inhabilidades. Además, dimos con el Consejo Nacional Electoral un duro golpe al negocio del trasteo de votos, con la revocatoria de casi un millón de inscripciones de sufragantes.  Ocho audiencias territoriales anticorrupción electoral, recorrido de la Procuraduría Móvil (Van Electoral) orientando a la ciudadanía en la garantía de sus derechos.

Semana: ¿Cómo está el panorama en el país de cara a las elecciones?

F.C.: Está en alerta roja en la tercera parte del territorio nacional. No podemos bajar la guardia. La incursión de mafias delincuenciales intimidando o comprando conciencias y votos es un reto enorme para la democracia. De igual forma, se evidencia que, en algunas regiones del país, las castas políticas soportadas en bandas de la contratación quieren adueñarse de los gobiernos territoriales, manteniendo prácticas clientelares corruptas que la sociedad repudia . El incumplimiento de las reglas electorales, especialmente en materia de gastos e ingresos de campaña preocupa mucho a la Procuraduría; quienes aspiran a representar a la sociedad deben ser los primeros en dar ejemplo de cumplimiento de la ley. El financiamiento de las campañas sigue siendo el pozo séptico de la política.

Redes y manipulación, la turbia batalla por las elecciones en el mundo digital Semana: ¿Cuáles han sido los delitos electorales más comunes que se han cometido en esta temporada?

F.C.: Las conductas ilícitas que ha detectado principalmente la Procuraduría son la participación en política de servidores públicos y el constreñimiento al elector. Persisten prácticas relacionadas con la intimidación o coacción para que contratistas o funcionarios voten por determinados candidatos, con la amenaza de perder su empleo o vinculación ; hemos evidenciado nuevas formas de coacción contractual, relacionadas con la exigencia a empresas contratistas para que aporten un determinado número de votos a cambio de mantener sus contratos o de celebrar negocios futuros. El abuso de quienes detentan el poder mezclado con recursos públicos para desequilibrar el terreno electoral sigue siendo pan de cada día en Colombia.

Cuando se eligen bandidos, gobiernan bandidos Semana: ¿Qué mensaje envía para este domingo?

F.C.: Si los colombianos votan en forma limpia, libre y con conciencia, acaban con el negociado de la política y liberan a la administración pública de las mafias de la contratación. Colombia debe decirles no a las “casas blancas”, como la de Barranquilla; no más centros de apoyo para retener cédulas y personas, para distribuir dineros, alimentos, dádivas, contratos y publicidad para asegurar votos, que les permite a los corruptos apropiarse de los gobiernos territoriales. Liberémonos de una vez por todas del monstruo de la corrupción local, eligiendo a los mejores y votando contra los corruptos.

Más de tips Femeninos