La Nacion / El género de superhéroes da para todo. Desde francos robos de copyright hasta versiones algo trash, repasamos cuáles son las cinco películas más bizarras protagonizadas por estos orgullosos guerreros. Y olvídense de Elektra , Catwoman o Ghost Rider , porque no elegimos las inmirables, sino las bizarras ( que sí, que ya sabemos que en el diccionario eso significa “valiente”, pero bueno, tampoco vamos a negar el uso actual de la palabra “bizarro” ).

1. Los Cuatro Fantásticos (1994)   Roger Corman fue durante varias décadas, una verdadera ametralladora de producir y dirigir películas. Sus estrenos se multiplicaban como gremlins en aqua gym, y por su productora pasaron jóvenes directores que luego harían carreras de gloria (Scorsese, Coppola, etc). Directa o indirectamente, Corman realizó decenas de obras maestras, habiendo sido también el responsable de la mejor serie de adaptaciones fílmicas que tuvo Edgar Allan Poe, como así también de preciados objetos de culto como The Trip . En los noventa, Roger miró con cariño a la primera familia (de Marvel): Los Cuatro Fantásticos . Entusiasmado por las posibilidades que podía darle un film de superhéroes, adaptó esta película que, lamentablemente, quedó trunca y jamás llegó a estrenarse oficialmente. Claro que con el paso del tiempo, lo que se había filmado, comenzó a circular de forma no oficial por Internet. Los Cuatro Fantásticos de Corman, de hecho, pasó a la historia como la única película que este prolífico director/productor no llegó a estrenar comercialmente, y por ese motivo hasta se convirtió en objeto de un documental titulado Doomed! Y sí, los trajes serán algo pobres, los efectos limitados y los actores de algarrobo, pero esta película tiene una alegría y un espíritu de fiesta que la ubica muy por arriba de la versión que FOX estrenó en el 2015 de estos personajes.

2. Kiss contra los fantasmas (1978)   A ver, ¿se puede decir que los miembros de Kiss sean superhéroes? ¡Claro que sí! En sus comienzos, los cuatro tenían una identidad secreta a la que resguardaban a través de máscaras (o maquillaje, en este caso), los cuatro tenían nombres clave: Starchild, The Demon, Space Ace y The Catman, y también, siguiendo la línea de Tony Stark, a ellos les gustaba más que nada el dinero y las mujeres. El romance de Kiss con el mundo de las historietas no fue algo efímero. En los setenta publicaron a través de Marvel su propio cómic (que según la leyenda, llevó sangre de los cuatro en la tinta con que se imprimió), y en los noventa fueron retratados en una historieta de terror publicado por la editorial Image, sin mencionar los muñecos y demás merchandising que tuvieron dando vueltas por ahí. Y como parte de ese combo, el estreno de una película que los mostrara como poderosos héroes, era un paso obvio. De Kiss contra los fantasmas no esperen mucha lógica: la película mezcla robots asesinos, un parque de diversiones, acartonadas historias de amor y los miembros de Kiss repartiendo su tiempo entre peleas (cuyas coreografías probablemente hayan inspirado a las de Brigada Cola ) y momentos musicales con los hits obligatorios. Con súper poderes que van de los rayos ópticos a escupir fuego, los músicos protagonizaron esta película que, sin lugar a dudas, es un clásico bizarro para ver y rever varias veces.

3. El Vengador tóxico (1984)   Gran película que debería ser obligatoria en cualquier universidad de cine. Michael Herz y Lloyd Kaufman (los genios detrás de TROMA, la histórica productora clase B fuente de mil maravillas under) crearon un superhéroe inclasificable, totalmente deforme, violento, y muy alejado del estereotipo canchero que se veía en varios personajes de la época. El Vengador Tóxico, cuya identidad civil era la de un perdedor nato, luego de un baño químico renace como un verdadero héroe decidido a limpiar de delincuentes las calles de su ciudad. Aunque con muchísimo menos éxito que Las Tortugas Ninja , este personaje es un buen ejemplo de cultura under y totalmente iconoclasta, que alcanza un nivel de popularidad impensado, logrando una fama gigantesca que derivó en secuelas, muñecos y hasta una serie de dibujos animados. Gran película para comprender cómo derribar los clichés del género y para conocer una productora tan fundamental como lo fue Troma.

4. 3 dev Adam (1973)   Ay Turquía, cuántas alegrías nos das . Muy lejos de Onur, Sila y otros personajes de culebrón, Turquía es también la nación dueña de un género llamado ” agarramos a personajes populares y hacemos con ellos lo que queremos “. De esta forma, nace la joya titulada 3 Dev Adam , un film que cuenta la batalla entre el famoso luchador mexicano llamado El Santo, junto a la ayuda de Capitán América (¿?) y su novia Julia (¿¿??), enfrentados los tres a un peligroso y reconocido mafioso: Spider-Man (¿¿¿¿????). Pensamos que de más está decir que lo de Civil War es una pavada al lado de esto. Así como andar en una montaña rusa resulta una experiencia imposible de poner en palabras, con 3 Dev Adam sucede algo parecido, porque hay que experimentarla para dimensionar realmente de qué se trata. Su nivel de irresponsabilidad la convierte en una obra maestra obligatoria en cualquier lista de films alternativos. Se trata de una película altamente recomendada, ideal para mirar y reflexionar (sobre cuál es el límite entre la libertad y el libertinaje creativo).

5. Dragon Ball (1991)   Si bien Goku no es un superhéroe en la línea de Superman o Flash, no por eso deja de tener rasgos que lo vinculan a ese género. Y el crimen perpetrado contra ese icónico personaje, no deja de ser un atentado que merece ser denunciado. La película que llevó el espantoso título Dragon Ball: The Magic Begins , fue un capricho de un productor chino por explotar la inagotable cantera de dinero que es Dragon Ball . Sin autorización de nadie, sin pagar un yen de copyright y promovido pura y absolutamente por el amor al dinero, llegó esta película que cuenta la historieta de un niño guerrero, la relación con su maestro, la búsqueda de una esferas poderosas y la lucha del bien contra el mal… y listo, ahí se terminan las similitudes con la obra de Akira Toriyama. Esta película de Dragon Ball , cuyo villano (aparte de la falta de talento del director) es un monstruo azul digno de los Power Rangers , es una vergüenza que dura 85 minutos (y que al igual que Apocalypse Now , tuvo también un corte del director más largo en su metraje). Coreografías en la línea de los pequeños karatecas, efectos visuales del tipo ” hágalo usted mismo ” y una trama con menos vuelo que un yunque, hicieron que la película de Dragon Ball se instalara con facilidad como la estrella guía de la gran constelación bizarra.

De yapa: Superman turco   Imposible evadir este clásico bizarro en donde una versión turca de Superman (cuya cara tiene menos elasticidad que la actual de Meg Ryan) combate a un grupo de delincuentes cuyo único denominador común, es el uso de bigotes.

LA NACION Canal Espectáculos Cine