La jueza 22 de Control de Garantías de Bogotá dictó medida de aseguramiento en centro carcelario contra el exfiscal de la JEP, Carlos Bermeo, su pareja Ana Solarte, el exsenador Luis Alberto Gil, el político Orlando Villamizar y el conductor Yamit Prieto.

Abel Resende

Estas personas fueron enviadas a la cárcel por los delitos de concierto para delinquir y cohecho, y la togada no encontró evidencias para establecer la inferencia razonable de la comisión del delito de tráfico de influencias

La Procuraduría, por su parte, apeló la medida, pues el delegado del Ministerio Público había solicitado previamente que no se enviara a la cárcel a la pareja del fiscal y al conductor de Gil

Además, aseveró la jueza, el agente infiltrado de la Fiscalía actuó como encubierto y no como provocador, resolviendo en su consideración una de las polémicas que había rodeado este caso

“La actuación del agente encubierto se produjo luego de que la DEA informara sobre la red cuya actividad ya estaba en curso, por eso el agente encubierto no provocó el ilícito actuar”, dijo

Así mismo, precisó que el punible de cohecho ocurrió “desde cuando se manifiesta la complacencia del servidor público con la conducta ilícita, no es necesario que se realice lo pactado. Así que los reproches de que Bermeo no tenía competencia en el proceso de Jesús Santrich, no son de recibo”

Frente a los señalamientos de aparente tráfico de drogas por parte de Bermeo y Gil, la togada advirtió que el propio Bermeo le manifestó a la fuente tener una discoteca en Italia “en la que negociaban cosas que dice estaban a buen precio, y llegan a un acuerdo de negociar 120 kilos. Esto apunta a que traficarían sustancias ilícitas, así no se haya concretado”

Finalmente, acerca del extravío de la famosa carta del Gobierno a Washington, pidiendo las pruebas, previa solicitud de la JEP, para el trámite de extradición del sucreño Santrich, apuntó la funcionaria judicial que “no se descarta que aunque el retraso de la carta de Santrich hubiese correspondido a la empresa 472, también es posible que hubiese habido algo de corrupción por parte del exfiscal de la JEP