El ex senador Víctor Bogado fue citado por la jueza María Luz Martínez, para la audiencia de conciliación en la querella que le entabló la legisladora Celeste Amarilla viuda de Boccia.

La cita es para el próximo 1 de julio, a las 08.00, donde el querellado ex parlamentario y la viuda de Franklín Boccia verán si llegan a un acuerdo o, caso contrario, van a juicio oral.

La senadora Amarilla, a través del abogado Guillermo Duarte, había promovido querella criminal por el supuesto delito de denigración de la memoria de un muerto con respecto a su fallecido esposo.

Durante el proceso que tuvo el entonces senador Víctor Bogado, en el caso conocido como la niñera de oro, poco antes de su preliminar, había dicho que fue el desaparecido político liberal el que había contratado en forma indebida a Gabriela Quintana en la Itaipú Binacional.

La acción penal fue promovida el 1 de octubre del año pasado, por la supuesta calumnia, difamación y denigración de la memoria de un muerto contra Bogado.

Celeste Amarilla, ya en varias ocasiones, dijo que no tenía la intención de conciliar con el ex senador, porque ofendió la memoria de su fallecido esposo.

Con ello, no se descarta que, ese día, ante la falta de conciliación entre la querellante y el acusado, el caso sea elevado directamente a juicio oral y público.

De esta manera, la defensa de Bogado deberá presentar sus pruebas para el juicio oral y público.

YA CONDENADO. Hay que recordar que, en el otro caso, el senador Bogado, el 3 de mayo de este año, fue sentenciado a un año de cárcel, por supuesto cobro indebido de honorarios, aunque la pena fue suspendida a prueba.

En el juicio oral, su supuesta niñera, Gabriela Quintana, fue condenada a un año de cárcel, pero también con la suspensión de la ejecución de la pena.

El tribunal suspendió la sentencia a prueba, donde Bogado deberá pagar la suma de G. 480 millones en dos años, en razón de G. 20 millones por mes.

La resolución actualmente se halla apelada, con lo que es estudiada por el tribunal de Apelación en lo Penal.

La condena que se dictó en el juicio oral fue la que derivó posteriormente en la pérdida de investidura del senador Víctor Bogado.

Justamente, en el juicio oral, según el tribunal, se probó que hubo tráfico de influencias, ya que Bogado pidió al entonces titular de Itaipú, Franklín Boccia, la contratara para la Itaipú.

Por ello, antes de la preliminar, Bogado había señalado que Boccia era el que debía ser juzgado, ya que había contratado a Quintana.

Esto fue lo que hizo que la senadora Celeste Amarilla planteara la querella criminal contra el ahora ex senador Bogado.

Incluso, tras las declaraciones de su entonces colega Víctor Bogado, la legisladora había referido; “Me parece miserable la mentira que hace (Bogado), para salvarse. Desde luego que lo querellaré porque tal vez pensó que como Anki ya no está no lo íbamos a defender. Estoy yo, están sus hermanos y no lo permitiremos”.