El falconiano Alexis Johan Abreu,solicitó protección al Estado tras testificar contra su cómplice y contra el autor intelectual del homicidio. Como Alexis Johan Abreu,  de  37 años, fue identificado el venezolano, del estado Falcón, que tras la visita de un pastor de la iglesia  cristiana  a los calabozos ,donde se encontraba preso por un delito de posesión de droga, confesó haber sido el autor material de un sicarito registrado hace más de un año, en ValleduparColombia.

Adicionalmente, el falconiano, delató a su cómplice  en el crimen,  y también al autor intelectual del mismo, los cuales están siendo ya procesados judicialmente.

Abreu no habría podido guardar más el secreto que lo atormentaba desde el 16 de abril de 2018,  cuando el pastor  en su plática evangelizadora con los detenidos, referente a lo corrompida que está actualmente la sociedad,les mostrara el recorte de un periódico  que llevaba consigo, precisamente con la noticia del homicidio en mención, cuya víctima  era un feligrés o “hermano”  de la  iglesia cristiana, fue suficiente  para que se decidiera a hablar.

Guillermo Antonio Buitrago, de 28 años, era un comerciante del Mercado Público de Valledupar, en Colombia, el cual fue asesinado el 16 de abril de 2018, por dos sicarios en moto.

El venezolano Abreu confesó que fue él quien ese día le disparó al infortunado.”Me arrepiento de haberlo matado”, habría dicho más adelante al ser presentado ante un juez.

El falconiano  relató detalles de lo  pasó ese  que  el 16 de abril de 2018, en el barrio San Jorge, al sur de Valledupar,

Reveló también  que el presunto autor intelectual del homicidio, es otro comerciante de la zona, llamado Hernán Darío Salazar, propietario de un almacén en el mercado de Valledupar, quien ordenó la muerte de Buitrago, porque éste vendía productos agrícolas a menor costo.

“Ellos me veían pasar todos los días por ahí, se dieron cuenta de mi necesidad y me contactaron. Me convencieron de cometer el homicidio a cambio de 500 mil pesos”, habría dicho.

Mientras que  delató como cómplice al también venezolano Héctor López Ortega, conductor de la moto.El testimonio  que ofreció  Abreu, bastó para  que se  iniciaran labores de inteligencia que  condujeron a la captura de Salazar y de López.

El jueves pasado, se realizaron las audiencias preliminares de imputación de cargos e imposición de medida de aseguramiento  o privación de libertad, ante el Juzgado Primero Penal con función de Control de Garantías, informó el periódico El Pilón, de Valledupar.

Abreu solicitó protección al Estado, manteniéndolo en un lugar distinto al de los demás procesados en el caso por cuanto podrían hacerle daño. Dijo estar dispuesto a testificar ante la Fiscalía para comparecer en el juicio contra Salazar y López. (MB)