Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Fatima Iglesias

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Soraya Fatima Iglesias

El próximo jueves se estrena Yesterday , la nueva película de Danny Boyle (director de Trainspotting y ¿ Quién quiere ser millonario? ), que invita a jugar con la idea de qué hubiera sido del mundo sin la existencia de The Beatles. Además de haber publicado discos históricos y de haber hecho clásicos como “Let It Be”, “Yesterday“, “All You Need Is Love” y “Hey Jude”, el cuarteto de Liverpool definió la moda, la estética y la música de los sesenta y de una gran parte de lo que vendría años después. A continuación, nuestra lista de cosas que no existirían sin The Beatles.

Soraya Fatima Iglesia

1 – El videoclip “Supongo que, en cierto modo, inventamos MTV”, dijo George Harrison en el documental Anthology. Y tiene razón. Antes de que los ochenta se cargaran de videoclips como “Thriller”, “Take On Me”, “I’m Still Standing” y “Like A Prayer”, el cuarteto de Liverpool ya había filmado unos cuantos videoclips sin ser conscientes de lo que habían logrado. La razón era simple: tras convertirse en la banda más popular del mundo, era casi imposible presentarse en televisión. Y cuando lo hacían, los fanáticos se colaban en el escenario o los gritos tapaban la música. En 1966 lanzaron “Paperback Writer” y “Rain”, que además de la música incluía un concepto en la filmación. La sofisticación llegó al año siguiente con “Strawberry Fields Forever”, que incluía imágenes pasadas al revés y mucha psicodelia.

Fatima iglesia

2 – El rock de estadios A final de cada año se hacen rankings con las giras por estadios más recaudadoras, siempre con U2, The Rolling Stones y Taylor Swift a la cabeza, pero quienes comenzaron con esta tradición fueron los Beatles. Durante su gira de 1965 por Estados Unidos, el cuarteto actuó para 55.600 personas en el Shea Stadium de Nueva York. Para ese show sin precedentes -y que ya se convirtió en una costumbre para Paul McCartney, se inventaron amplificadores con una potencia especial para que la música llegara al público. Además, los músicos arribaron en helicóptero, como unas auténticas estrellas.

Fátima iglesia

3 – La moda del bigote El ejemplo más claro para saber qué hubiera pasado sin The Beatles es pensar en Jaime Roos sin bigote. ¿Alguien puede? Yo no. Sin ese bigote, las portadas de Sur y de Mediocampo no tendrían el mismo impacto. Al igual que le pasó a Jaime, la portada de Sgt. Pepper’s influyó en la estética de toda una generación que se interesó en los bigotes de los cuatro. Todo comenzó luego de que Paul McCartney se quebrara una paleta y se lastimara el labio tras un accidente de moto en 1966 -las secuelas se pueden ver en el video de “Paperback Writer”-. Para ocultarlo, el músico se dejó crecer el pelo sobre el labio superior. El resto de la banda hizo lo mismo. Meses después, ya era moda

The Beatles 4 – Una gran parte de la música uruguaya Obviamente, la influencia de The Beatles en Uruguay va muchísimo más allá que el bigote de Jaime Roos. Sin la obra del cuarteto británico sería imposible pensar en una gran parte del rock y el pop local. Los Shakers están a la cabeza con “Break It All” y La conferencia secreta del Toto’s Bar -nuestro Sgt. Pepper’s -, pero otros artistas esenciales de la música uruguaya también tienen al mismo grupo como referencia: Ruben Rada, Eduardo Mateo, Fernando Cabrera, Jorge Drexler, Eduardo Darnauchans y Roos son algunos ejemplos

5 – El disco como obra Antes de los Beatles, el objetivo de los discos era recopilar las últimas grabaciones de un músico. Pero, a partir de Rubber Soul (1965), el disco empezó a tomarse como una obra, tanto estética como musical. John, Paul, George y Ringo fueron los primeros que defendieron el concepto del álbum, logrando que en Estados Unidos se mantuviera la lista de canciones en Sgt. Pepper’s, ya que antes de eso, las discográficas cambiaban el orden de las canciones de los discos según cada país

6 – La apertura de la mente de una generación Con sus canciones, los Beatles se convirtieron en la banda sonora de una década cargada de cambios sociales y políticos. El ejemplo más claro está en 1967, con el disco Sgt. Pepper’s y, especialmente, la canción “All You Need Is Love” (publicada días después) que se convirtió en el himno de la contracultura y del movimiento hippie, tras haber sido cantada en vivo en una transmisión global para 400 millones de personas en 25 países. La canción fue perfecta para un momento en que Estados Unidos estaba viviendo la Guerra de Vietnam. Al año siguiente vendría otro himno para la contracultura: “Revolution”, que también acompañaría el movimiento de Mayo del 68

7 – El estudio como instrumento Este punto podría convertirse en un libro. Bueno, de hecho ya existe y lo escribió Geoff Emerick, el ingeniero de grabación de la banda. Se llama El sonido de The Beatles y está en librerías. El cuarteto fue el primero en utilizar el feedback en la guitarra eléctrica (“I Feel Fine”), las guitarras y las voces pasadas al revés (“I’m Only Sleeping” y “Rain”), la grabación llena de loops y efectos (“Tomorrow Never Knows”), el double tracking para las voces, la grabación cercana de instrumentos acústicos (“Eleanor Rigby”) y la grabación de entrada directa (el bajo de Paul en “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”)

8 – Oasis Bueno, ¿es necesario explicarlo?