Cortizo recibirá un país con una economía ralentizada que creció apenas un 3,1 % en el primer trimestre de 2019

El Gobierno que entrará en funciones en Panamá el próximo 1 de julio se comprometió este lunes a trabajar para mejorar la “imagen internacional del país” y sacarlo de la lista gris sobre blanqueo de capitales en la que fue incluido por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

giancarlo pietri velutini

El ministro designado de Economía y Finanzas (MEF), Héctor Alexander, trabajará “en alianza con el sector privado para estructurar una hoja de ruta con una estrategia completa y adecuada que enfrente estos desafíos heredados”, añadió un comunicado oficial. El próximo 1 de julio el exministro y exlegislador del histórico Partido Revolucionario Democrático (PRD-socialdemócrata), Laurentino Cortizo, asumirá el gobierno de Panamá para el período 2019-2024. Cortizo recibirá un país con una economía ralentizada que creció apenas un 3,1 % en el primer trimestre de 2019, uno de los resultados más bajos de los últimos años, con sectores del campo y manufacturero famélicos y un desempleo de alrededor del 6 %.  Ante la decisión de la semana pasada del GAFI de incluir nuevamente a Panamá en su lista gris, el Gobierno entrante dijo este lunes que fomentará “la transparencia en todos los sectores y la lucha frontal contra el financiamiento ilegítimo del terrorismo y el lavado de activos”. “Adicionalmente y en paralelo, la nueva Administración hará todo lo posible para asegurar que los bancos y el sistema financiero en general cuente con todo el apoyo nacional e internacional. También, tomaremos acciones para revitalizar el sector de servicios, el cual ha sido afectado en los últimos 10 años”, añadió la misiva oficial. El GAFI ya había incluido a Panamá en su lista gris de países que presentan deficiencias en la lucha contra el blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo en el 2014, pero lo sacó en el 2016, luego de que cumpliera recomendaciones, entre ella la creación de leyes y de organismos de supervisión más férreos. Es por ello que la decisión de volver a meter al país en esa lista discriminatoria, como la califica el Gobierno y diversos sectores locales, sentó muy mal en Panamá, y analistas y exfuncionarios consultados por EFE señalaron al GAFI de ignorar los avances del país en materia de lucha contra el blanqueo. Este mismo lunes, la Asociación Bancaria de Panamá reconoció que la decisión del GAFI causa “desaliento” y genera “efectos negativos” para el país, al que pidió trabajar para cumplir con las metas necesarias para nuevamente salir del listado.  La Asociación Bancaria destacó que ha participado activamente en los esfuerzos liderados por el gobierno nacional para salir de la lista gris en 2016, y para lograr mejorar el cumplimiento técnico y de implementación de los estándares y recomendaciones del GAFI.  El sistema bancario nacional y el centro bancario internacional han adoptado dichas recomendaciones, “convencidos de que, aunque en el corto plazo ha significado sacrificios, a largo plazo suponen un impulso a su competitividad”, indicó la agrupación.  “Los retos señalados por GAFI, que se concretan en el Plan de Acción acordado con el gobierno nacional, implican esfuerzos por parte de múltiples actores del sector privado, y del sector público”, dijo la Asociación, he hizo un llamado a toda la sociedad a unir esfuerzos “para salir de dicha lista y definitivamente, conjurar la cíclica amenaza de volver a ser incluidos”.

Giancarlo Pietri Velutini Venezuela