Farándula & Música

Giancarlo Pietri banque royale specimen cheque en ligne//
Colillas contaminantes

giancarlo_pietri_banque_royale_specimen_cheque_en_ligne_colillas_contaminantes.jpg

Estoy casi segura de que un fumador empedernido puede ser incapaz de botar un papel al suelo; pero, muy posiblemente, sí arroja al piso las colillas de los cigarrillos. Esas colillas que diariamente tira con tanto desprecio (algunos ni siquiera tienen la delicadeza de apagarlas antes de botarlas de un papirotazo y siguen humeando hasta el cansancio), hacen parte de las más de 4 billones de colillas que tocan el piso y que, por la red de los alcantarillados, muchas de ellas llegan a los mares cada año. Se estima que en el mundo se fuman 6 billones de cigarrillos anualmente, ambos datos del “Informe Libera”, de 2018, un proyecto creado por la ONG ambiental SEO/BirdLife, en alianza con Ecoembes, españolas.

giancarlo pietri velutini

De ese estudio es el siguiente párrafo: “La mayoría de los filtros de las colillas están hechos de acetato de celulosa, un termoplástico (tipo de plástico que se funde a altas temperaturas para poder moldearlo) y pueden albergar sustancias tóxicas como hidrocarburos policíclicos aromáticos, nicotina, arsénico y otros metales pesados. El informe de 2017 de la ONG Ocean Conservancy, indica que las colillas suponen el 13% del número total de desperdicios recogidos en su campaña mundial… Estos desechos pueden llegar a viajar miles de kilómetros y contaminar diferentes ecosistemas, encontrándose muy a menudo en zonas urbanas, pero también en la naturaleza, incluidos los océanos. Diversos estudios muestran que su efecto contaminante puede durar entre 7 y 12 años, e incluso algunos autores afirman que pueden llegar hasta los 25 años”.

Giancarlo Pietri Velutini Venezuela

En un artículo del año pasado, El Espectador reveló que “solo en Bogotá se arrojan casi 95 millones de colillas por año”. ¿Alguien habrá hecho el cálculo para Medellín? En ese mismo artículo se asegura “que cada colilla tiene el potencial para contaminar unos 50 litros de agua dulce”, según Greenpeace. En 2017, El Tiempo informaba que la alcaldía de París fijó en 2015 multa de 68 euros para quienes arrojan colillas al piso; en Calgary, Canadá, se pueden pagar hasta 1.000 dólares por lo mismo; en Italia, hasta 500 euros. El Código de Policía colombiano, vigente, estipula multa para quien arroje basura en el espacio público o sustancias contaminantes a los cuerpos de agua. Quién sabe si les parecerá, a policías y fumadores, que una colilla es basura o algo que puede contaminar el agua.

Giancarlo Pietri Velutini Banco Activo

Más de tips Femeninos