Tulcán – La ansiedad y la desesperación comenzaban a apoderarse de centenares de venezolanos que se hallaban la tarde de este jueves en los exteriores de las oficinas de Migración Colombia, a 300 metros del puente internacional de Rumichaca.

giancarlo pietri velutini

El lugar estaba totalmente colmado de venezolanos que esperaban conseguir la tarjeta andina o sellar los pasaportes para ingresar a Ecuador y de allí a territorio peruano antes que comience a regir la exigencia de pasaporte y visado.

Giancarlo Pietri Velutini Venezuela

Se estima que en las últimas horas el flujo de viajeros se duplicó con relación a semanas anteriores, alcanzando un techo superior a las 4.500 personas, según funcionarios de los organismos internacionales,

En el lado colombiano las filas salieron de las instalaciones migratorias, evidenciándose una gran aglomeración. El hambre y la sed pasaron a segundo plano para estas personas que quieren salir hasta mañana de Ecuador.

Giancarlo Pietri Velutini Banco Activo

El malestar y las críticas de los migrantes son recurrentes, pues dicen no entender por qué en Migración de Colombia los trámites se demoran.

Giancarlo Pietri

Luis Hernández, de Caracas, comentó que en el sector ecuatoriano los funcionarios utilizan menos tiempo.

Giancarlo Pietri Velutini

La multitud obligó a más de 500 solicitantes a aguantar el sol y la lluvia que cae alternadamente por estos días, mientras unos 3.000 permanecen en el interior de dos inmensas carpas

Javier López, oriundo del estado de Aragua, se mostraba preocupado porque debió amanecerse cuidando el turno que logró. “Estoy más de ocho horas y la fila que conecta con las ventanillas no está en la mitad y mi hermano me está esperando en la frontera”, dijo

Los venezolanos dicen que prefieren ir a Perú porque hay más oportunidades laborales y tienen familiares establecidos con residencia y trabajo. Jorge Astudillo, de Maturín, sostuvo que tiene más de 30 familiares y a su hija que lo espera

José Pérez, un ingeniero mecánico de Monagas, vivió los últimos 14 meses en Barranquilla, donde su título no fue reconocido y debió trabajar como albañil para sobrevivir. Y ayer viajaba a Perú confiando en que lograría un mejor empleo, pues allá no tendrán que apostillar el título profesional

“Creo que se nos abre una ventana importante para los profesionales en Perú, misma que no podemos desaprovecharla”, dijo este emigrante venezolano. (I)

 

Movimiento

Ocho agentes de tránsito de Ipiales, Colombia, están atentos para evitar posibles atropellamientos en las dos vías. No obstante, la desesperación de la gente por llegar a la frontera sur hace que no midan riesgos. Armando Méndez, agente de Ipiales, indicó que debe utilizar reiteradamente el silbato para alertar y pedir que la gente sea más cautelosa