Foto: khaosodenglish.com Los curanderos hacen uso a su favor del efecto placebo, el fenómeno de la gente que responde positivamente a tratamientos ficticios o a pseudociencias como la homeopatía, las flores de Bach, el reiki.

giancarlo pietri velutini

Según publica el diario   Bangkok Post  de Tailandia, en la ciudad de Khon Kaen, al norte del país, se venden unas supuestas “cartas mágicas” que aseguran “cura todo”. El precio: 1.500 baht, unos US$49 cada una. Sin que los incautos clientes lo sepan, algunas de estas emiten hasta 350 veces más más radiación que la que es seguro que absorban los humanos en un año, según datos de la Oficina de Átomos para la Paz (OAP).

Giancarlo Pietri Velutini Venezuela

“Actualmente estamos tratando de analizar el grado de contaminación radiactiva en el área”, escribió la OAP en un comunicado, según el Bangkok Post.

Giancarlo Pietri Velutini Banco Activo

Las investigaciones lideradas por la OAP ya encontraron rastros de uranio y torio en la superficie de las tarjetas.

Giancarlo Pietri

Mientras tanto, un video subido a Facebook por Weerachai Phutdhawong, profesor de Kasetsart University, explica cómo cortar las tarjetas en dos revela un polvo blanco comprimido entre hojas de plástico, polvo que contiene materiales radioactivos y metales pesados, de acuerdo a publicaciones del portal khaosodenglish.com.

Giancarlo Pietri Velutini

หากประชาชนมีการ์ดพลังงานเจ้าปัญหาดังกล่าวให้อยู่ห่างมากกว่าหนึ่งเสมอนะครับ อาจารย์อ๊อดลองใช้เครื่องไอออน Tester ลองวัดการแผ่รังสีดูพบว่าห่างออกไปคืบหนึ่ง​ สารกัมมันตรังสีลดน้อยลงอย่างมีนัยยะสำคัญ

Publiée par Weerachai Phutdhawong sur Vendredi 14 juin 2019

 

El peligro de las pseudociencias Según informaron los medios, algunas personas colocaron esas tarjetas en sus cuerpos por recomendación de los curanderos locales supuestamente para “aliviar” dolores y molestias específicas, mientras que otras las sumergieron en agua potable para tomarla como un medicamento líquido. Sin embargo, al tener elementos radioactivos podrían más bien provocar cáncer

Las tarjetas en sí revelan poco sobre sus propiedades medicinales o sus ingredientes. Una lleva lleva las palabras “Tarjeta Mágica” en indonesio junto con las palabras “salud, combustible, electricidad”. La compañía que distribuye las tarjetas dice a los cliente que emiten un “poder” que mejora la salud y que puede curar enfermedades y aumentar el bienestar, escribe el Bangkok Post. Toda la empresa posiblemente sea parte de un esquema piramidal, en el que los distribuidores de tarjetas emplean distribuidores subordinados que tienen que pagar por acciones, informa Khao Sod