Listin Diario / Vale la pena conocer mujeres que inspiran, y Gladys Monegro es una de ellas. Esta emprendedora mujer ha demostrado que, pese a cualquier adversidad, vale la pena seguir insistiendo porque el éxito le espera a los luchadores. Aliada a los jóvenes de escasos recursos, combate el desempleo desde cada una de sus empresas para que puedan lograr salir de la pobreza, al igual que lo hizo ella. Esta oriunda de San Francisco, pero criada en Cotuí, nos relató que su afán por estudiar –desde pequeña– era tan grande, que por las condiciones del camino llegaba con los zapatos en la mano, para evitar ensuciarlos. Un día se propuso salir de su pueblo y partir en busca de algo más grande. Gladys anotaba en una libreta todo lo que quería tener en la vida, como: una estética, un centro de odontología, un spa, un salón y, citado por sus propias palabras: “Gracias a Dios he alcanzado todo lo que me propuse en esas hojas”. Conoce más de Monegro, su viaje inspirador y sus empresas Odonto Arte y la Clínica Estética de Arte.

OH!MAGAZINE: HAS DEMOSTRADO QUE ERES COMO UN AVE FÉNIX. ¿TE SIENTES ORGULLOSA DE TUS LOGROS? G.M .: Más que orgullosa, pero la gloria es de Dios y las cosas que viví en mi niñez y adolescencia es lo que me da la certeza de que Dios sí existe, que de verdad hay algo que mueve el destino del hombre y de la mujer. Mi esposo y yo empezamos de la nada, iniciamos a negociar día y noche, a comer a las 5 de la tarde. Cada peso que entraba a la empresa pasaba inmediatamente como inversión; pese a que en muchos momentos nos vimos quebrados por falta de experiencia, seguimos para adelante y, gracias a Dios, crecimos y hoy tenemos a “Odonto Arte” (le pusimos así porque yo vendía arte y mi esposo decía que yo tenía el arte de convencer a los pacientes). También incursionamos en el área de la estética y de las excursiones. Hoy en día tenemos empresas en Bávaro y en Pedernales. En la Ciudad Colonial tenemos 17 consultorios. Gracias a las plazas de empleo generan, hoy día se sustentan miles de familias y eso es algo que, definitivamente, me llena de mucha felicidad.

OH!MAGAZINE: HÁBLANOS UN POCO MÁS DE TUS EMPRESAS G.M .: “Odonto Arte” inició con un dolor insoportable que sufrí en una muela y, al ir al dentista en busca de ayuda, no tenía dinero para pagar la gran cantidad que me pedían; los doctores no me atendieron por falta de dinero, sin importarles mi dolor. Luego de ese día me propuse jamás dejar ir a un paciente de mi ‘futura clínica’ con un dolor, por pequeño que fuera. Hoy los doctores que trabajan en mi clínica saben que tampoco pueden hacer eso. Por esto también mis precios son asequibles para todos.

OH!MAGAZINE: INICIASTE LA CARRERA DE MEDICINA… G.M .: Fue la época más dolorosa de mi vida, porque cuando amas la medicina y tienes que cambiarte a otra carrera por falta de dinero, es muy duro. Cuando observas que otros que no tienen tus conocimientos, pero sí dinero, pueden lograr lo que tú deseas, es difícil. No lo digo por egoísmo, sino que no se me hace justo. Esa fue mi época de mayor pobreza. También perdí a mi padre, el sostén, el hombre que me protegía, el que tanto admiraba.

OH!MAGAZINE: ¿CUÁL ES TU MAYOR SATISFACCIÓN AL VER A UNA CLIENTA FELIZ CON LOS RESULTADOS DE TUS TRATAMIENTOS? G.M .: Es una sensación inexplicable porque cuando haces un trabajo bien, el paciente se siente lo suficientemente satisfecho para traerte a otro cliente. Cuando haces todo lo de lugar y te preocupas para que el paciente vea a los especialistas adecuados, vas a ver resultados en el paciente, porque primero hay que desintoxicar el organismo (el endocrino y el nutricionista), luego que el paciente está bien y no presenta alguna virosis, se manda al dermatólogo. Así sabemos cómo podemos trabajar para alcanzar los mejores resultados.

OH!MAGAZINE: COMO LÍDER EN LA TÉCNICA DE USO DE DERMAPEN EN REPÚBLICA DOMINICANA, ¿QUÉ NOS PUEDES CONTAR DE ESTE NOVEDOSO PROCEDIMIENTO? G.M .: El dermapen es la salvación de la cosmiatra y la esteticista. Son 800 microagujas que se van graduando y empieza a estirar, activa el colágeno, elimina las células muertas, te limpia la piel y estimula el rostro. Es ideal especialmente cuando ya tenemos nuestro 40 o 50 años y no queremos entrar en tratamientos quirúrgicos. Esta técnica permite la penetración de vitamina C o oligoelementos. Definitivamente, es una opción para ser más bella sin cirugía.

OH!MAGAZINE: COMO EXPERTA EN COSMIATRÍA, ¿QUÉ BUSCAS IMPULSAR CON TU CLÍNICA “ESTÉTICA DE ARTE”? G.M .: Dejar claro que “eres lo que comes”. Comer saludable, yo diría que los problemas médicos se resuelven 30 % el médico y 70 % el paciente. Usted debe comer sano, ingerir vegetales y muchas frutas.

OH!MAGAZINE: ¿CUÁLES TÉCNICAS O TRATAMIENTOS ‘NO INVASIVOS’ CONSIDERAS LOS INDICADOS PARA UNA MUJER QUE SIEMPRE QUIERE MANTENERSE JOVEN Y HERMOSA? G.M .: Hacer ejercicio, beber mínimo 8 vasos de agua, comer saludable, ponerse mascarillas de pepino, miel y azúcar. Recomiendo mucho hacer actividades que te desestresen y dormir las horas adecuadas.

OH!MAGAZINE: ¿CÓMO TE GUSTARÍA QUE TE VIERAN LOS JÓVENES? G.M .: Me gustaría que me vieran como un ejemplo de que, sin tener unos millones en el banco, se pueden lograr los sueños. Les exhorto a que siempre se sientan orgullosos de donde vienen, que nunca olviden sus raíces. Cada vez que voy a caerme en un proyecto, recuerdo quién soy y de dónde vengo y, eso me da todas las fuerzas para seguir adelante. No vuelen tan alto que les puedan volar la cabeza, ni tan bajo que los puedan pisar.

OH!MAGAZINE: ¿QUÉ LES ACONSEJAS A AQUELLAS QUE SE ENCUENTRAN LUCHANDO POR SUS METAS? G.M .: Sigan luchando hasta el final. Cuando se complican las cosas, más cerca estás del éxito. Ahora mismo me encuentro luchando con un proyecto superambicioso en el que estoy trabajando; en mi cuadernito estoy anotando todo sobre una empresa que será una de las más grandes en el área gourmet del país. Uno tiene que soñar y luchar, pero sobre todo verse viviéndolo.