Ejecutiva & Negocios

Guía empresarial para obtener y conservar una pareja

Emol / SANTIAGO.- Tras años de soltería, un par de relaciones que quisieron ser y no fueron, una veintena de malas citas, varios libros de autoayuda a la basura y lánguidas miradas a través de una ventana -teniendo como única compañía ese vaso de vodka al que te aferras porque parece ser de los pocos que no te abandona- hay que sacar fuerzas de flaqueza y tomarse en serio el asunto: ¿Hay algo malo contigo o solo es mala suerte?

Para descartar la posibilidad de que seas tú el del problema y comenzar a echarle la culpa a tu mal ojo, te presentamos esta «guía empresarial para obtener y conservar una pareja». ¿Guía empresarial? Así es. Desde hace varias décadas, las estrategias comunicacionales de las empresas se desarrollan muy ligadas a una perspectiva relacional entre marca y cliente.

No por nada, las personas suelen referirse a marcas y servicios tal como habla de otra gente: amo mi café XXX, me carga el servicio técnico de XXX; pero consideran a un smartphone su mejor amigo, tal como indica el libro «The Human Brand: How We Relate to People, Products, and Companies». Y nuestras percepciones de las marcas y empresas funcionan bajo parámetros muy similares a los que impulsan las impresiones hacia la gente , aseguran los autores del texto.

Así que si una empresa hace millones, en parte, gracias a una cuidadosa relación con sus clientes, algo bueno se podrá sacar de sus comportamientos (cuando son legales) para las relaciones personales. Y fue revisando información, que nos topamos con un útil resumen de las tendencias que las empresas debieran seguir este año 2016, en relación a su comunicación estratégica.

El texto es de la Escuela de Negocios y de Periodismo de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) y desglosa 7 claves a tomar en cuenta este año, para el Máster de Comunicación Estratégica de dicha casa de estudios, y dice más o menos así:

1.- «La transparencia en negocios paga» (o como preferimos llamar nosotros: la honestidad en las relaciones resulta)

Resulta que a nivel empresarial, la transparencia parece garantizar la sostenibilidad del negocio a largo plazo. Los consumidores castigan de una u otra forma los escándalos de corrupción, o de impacto al medioambiente, y premian con su fidelidad -dinero, en simples palabras-, cuando una marca parece no ser corrupta.

Suena bastante básico, pero a nivel personal esto también se aplica. Ser sincero, transparente, no ocultar información importante de tu persona -hijos, divorcios, ¡matrimonios!, etc.- es primordial cuando comenzamos a salir con alguien y estamos en una etapa en que «nos estamos conociendo» . La honestidad desde un comienzo siempre es apreciada y recordada en el futuro.

2.- «Hacia una esquizofrenia digital»:

Si una empresa no está en la red, no existe, y algo parecido ocurre con las personas. Pero sobrevivir en el mundo virtual no es una tarea fácil. Según la tendencia 2016 de las empresas, este año se viene más fuerte que nunca en aprovechar todos los canales de comunicación que ofrece el mundo virtual: Videos, Facebook, Twitter, blogs de los jefes y podcasts, todo sirve.

A nivel humano, juégatela con Facebook, Instagram, Tinder (obvio) y si te da el tiempo, Snapchat. La idea es que conozcas gente, tira currículum a pretendientes, revisa los suyos, cotiza y déjate cotizar. Que la gente sepa que eres un ser maravilloso, y si no lo eres, púlete .

3.- «Las comunicaciones integradas serán la norma»:

Según la UAI, debe existir una coherencia entre lo que la empresa comunica hacia afuera (a sus clientes y consumidores) y lo que informa internamente a sus empleados. A esto le llaman «comunicación integrada», que como marca, se refiere a «ser capaz de levantar información y obtener feedback útil para evaluar de forma permanente el impacto de la comunicación».

Como persona, es muy simple: Si tu familia cree que eres un santo, pero tus amigos saben que eres un loquillo pendenciero, tarde o temprano esa incongruencia será percibida por la persona que frecuentas amorosamente. Muéstrate siempre como eres; recuerda que «la transparencia paga», y preocúpate de dar una buena impresión a las amistades, familia y sobre todo, a quien pretendes.

4.- «Ya no basta con el perdón»:

«Se equivocan quienes intentan limitar los daños a su empresa (luego de acciones propias ilegales, poco éticas o transparentes), a partir de actos de contrición y perdón a una élite de lectores o auditores», dice el desglose de la UAI, respecto al manejo de crisis.

Llevemos esto al tema que nos convoca: ¿Te indignó que el papel higiénico se coludiera? Qué feo se sintió, ¿cierto? Meses y meses de ir al supermercado, comprar el que te parecía más suavecito y amigable, y enterarte que al final, ese papel estaba de acuerdo con el resto -sí, incluyendo al rasposo de fea apariencia-, para cobrarte más dinero.

Imagínate entonces cómo se sentiría una persona con la que sales -o directamente tienes una relación- si se entera que la engañaste, o que continúas el joteo mutuo con esa persona que sabes que no tiene honestas intenciones contigo. ¿Te pillaron? No basta solo con pedir perdón. Remedia el asunto, recupera tu imagen a punta de buenos actos, retribución emocional y un sincero deseo de remediar y sanar su corazón roto.

5.- «Del big data al ¡cuidado con tus datos!»:

Tal parece ser que una tendencia este año es que las propias empresas difundan un mensaje a su público, sobre un uso responsable de las nuevas tecnologías, con un hincapié en proteger la intimidad, (datos y propiedad intelectual, en el caso de las empresas).

De más está volver a repetir el consejo eterno de no enviar fotos de desnudos a correos o celulares. Pero, profundizando en el tema, bien podríamos hablar acerca de la sobreexposición de la vida privada en redes sociales: No habla bien de ti si la persona con la que sales, encuentra un posteo tuyo de hace un tiempo, divulgando peleas con la o el ex, y haciendo que todos tus contactos se enteraran de cuándo terminaban, cuándo volvían, etc.

Ah, y no vale la pena si quiera pensar: «Ay, ¡cómo va a ver lo que escribí hace un par de meses! ¡Cómo tan ‘psycho’!». Toda persona que comienza a salir con alguien hace un «barrido» por las publicaciones relativamente antiguas, así que, o borras información o dejas de escribir indiscreciones, tú eliges.

6.- «La imagen operacional y la experiencia de marca se juegan progresivamente en un smartphone»:

En EE.UU., una persona común utiliza al mes 27 apps distintas en smatphones o tablets. A través de estos dispositivos, las personas transfieren dinero, compran pasajes de avión, entradas a conciertos, organizan su agenda, cuentan las calorías que consumen, y hasta conocen posibles citas gracias a aplicaciones como Happn, Grindr o Tinder. ¿Te das cuenta que tienes todo al alcance de tu mano? ¿Entiendes que tu posible pareja podría surgir de tu smartphone, que podría estar ahí, escondida en una foto de perfil que solo desea con ansias que le pongas «like»?

Usa tu celular para conocer gente y también para mantener la relación en el día a día; cuando el tiempo escasee, manda emojis, memes, mensajes, llama (un básico). Aprovecha la tecnología como una herramienta del amor.

7.- «El cliché se confirma, lo global tiene un alto impacto en lo local»: Bien sabemos que el escenario internacional termina influyendo en cada país, incluyendo Chile. Crisis económicas, de migraciones, conflictos bélicos, peleas por el petróleo, siempre terminan llegando a este país, sobre todo en lo que se refiere al precio de las cosas.

Por ende, las estrategias comunicacionales, según la UAI, deben reajustarse al contexto internacional, para saber dónde poner más fuerza, sobre todo, ante la presencia de empresas o personajes inversores extranjeros. Llevado al plano relacional, ¿a qué se asemeja? Pues bien, a nada, pero no estaba de más saberlo.

Más de tips Femeninos