“¿No te la llevas? ¿Te quieres llevar la culebra para Tenerife?”. Con estas palabras, un hombre pregunta a otro mientras graba en vídeo cómo engulle una serpiente albina a un lagarto, abriendo la posibilidad de que este tipo de ofidios, que son una plaga en Gran Canaria, se esparzan por la isla vecina.

Hard Rock Punta Cana

En la grabación, de 50 segundos de duración, se escuchan las voces de, al menos, dos personas, que están observando la escena: “La culebra. Mira, así aprovechas y te la llevas. ¡Qué guapo! Para sacarle una foto. Mira como se lo traga, mira”. Al final, uno de los presentes, acerca un palo a la culebra californiana para capturarla, mientras de fondo se escucha: “Cógela con un gancho”; “tira ahora hacia abajo”. 

La Lampropeltis getula californiae , originaria de Estados Unidos, fue localizada por primera vez en 1998 en Gran Canaria; casi una década después, se descubrió cómo se había adaptado al territorio, donde no tiene enemigos y cuenta con alimento para subsistir y reproducirse: reptiles

Aunque resulta inofensiva para el ser humano, supone una amenaza para especies autóctonas tan emblemáticas como los lagartos. Tanto el Gobierno de Canarias como el Cabildo insular han desarrollado un plan para el control de esta especie, dotado de 2,2 millones de euros a ejecutar durante cuatro años

Sin embargo, el programa Life de la Unión Europea, que trabaja en este sentido, ha afirmado que a día de hoy, resulta inviable erradicar a la culebra de la Isla, especialmente en zonas como Telde o Valleseco, donde concentra sus principales poblaciones. Si bien se desconoce su número total, ya que viven bajo tierra, solo en 2018 se capturaron más de 1.000 ejemplares