GUAYAQUIL(JUN.21.2019,AgenciAne)._ La iglesia católica ecuatoriana no presentará ninguna demanda para que la Corte Constitucional revea la resolución de permitir el matrimonio entre homosexuales.

El renunciamiento a litigar fue revelado por el arzobispo de la Arquidiócesis de Guayaquil, monseñor Luis Cabrera, no obstante que la Conferencia Episcopal Ecuatoriana se pronunció señalando que dicha resolución vulnera ” gravemente la seguridad jurídica de nuestro país y la supremacía constitucional .”

La Iglesia sostiene que la Corte Constitucional, bajo ningún argumento, está facultada para reformar el contenido de la Constitución de la República, entre ellas la figura del matrimonio, definida en su Art. 67 como la unión de un hombre y una mujer, toda vez que los únicos mecanismos de reforma constitucional son: mediante Referéndum o a través del voto calificado de la Asamblea Nacional, según lo prevé su Art. 441.

Además denunció que 2 Jueces de la Corte estaban moral y legalmente impedidos de participar en la tramitación de estas causas, por cuanto han sido abogados patrocinadores y defensores del matrimonio igualitario antes de ser nombrados jueces, y, a más de ello, públicamente expresaron con anterioridad sus criterios de apoyo a este reclamo.

Además recordó que la “definición de matrimonio, como la unión de un hombre y una mujer, fue aprobada por el pueblo ecuatoriano, mediante referéndum realizado el año 2008, con el 63% de la votación, justamente para proteger y fortalecer la institución matrimonial que es la única que garantiza la prosecución de la especie humana y su libre desarrollo, por lo que mal pueden 5 jueces irse en contra de la voluntad soberana de los ecuatorianos.”