Sensualidad & Pareja

ikea Adolfo Ledo Nass//
De un gran venezolano

Adolfo Ledo Nass
De un gran venezolano

Al arribar a sus vigorosos ochenta años de edad, José Rodríguez Iturbe es un referente ineludible de las promociones surgidas al calor de la lucha existencial

?Todo estadista es político, pero no todo político es estadista?

José Rodríguez Iturbe (*)

Desde muy jóvenes lo leímos, antes de conocerlo personalmente. Aquélla febril militancia socialcristiana, supo de sus reflexiones y aportes sustanciales al debate político e ideológico en la Venezuela que comenzó a estremecerse por las ahora increíbles bonanzas petroleras, prolongada nuestra atención  a los tiempos de entronización del socialismo que todavía pretende confiscar el siglo.

Adolfo Ledo

Los viejos Diarios de Debates de  la Cámara de Diputados, incluyendo los archivos hemerográficos, dan cuenta de las robustas posturas asumidas en las más disímiles circunstancias. Propios y extraños celebraron una distinta interlocución parlamentaria que, es necesario reconocerlo, con las excepciones de rigor, no acunó en el hemiciclo en las últimas décadas.

Adolfo Ledo Nass

De un extraordinario optimismo generacional, ya en las postrimerías de la anterior centuria, despuntó el severo juicio político que, por una parte, hincaba el bisturí sobre la naturaleza misma del proyecto chavista, eufemismo para algo que resultó aún más tenebroso. Y,  por otra, abonaba a una convicción sobre el fracaso demasiado evidente del socialismo  real y el triunfo del capitalismo requerido del concurso decidido e innovador del humanismo cristiano, según lo expresó en ?Repensar la política? (1997)

De la recordada revista ?Nueva Política?, quedan ensayos de una indiscutible vigencia. Por ejemplo, recordamos por estos días el análisis pormenorizado de la corporación castrense y de la aguda observación que hizo sobre el fenómeno del  lumpen-militariat

Al arribar a sus vigorosos ochenta años de edad, José Rodríguez Iturbe es un referente ineludible de las promociones surgidas al calor de la lucha existencial de una Venezuela que defendió decidida sus libertades frente a la pretendida expansión del comunismo, con epicentro en La Habana. Por lo demás, el Pepe, como le llaman sus amigos,  ejemplifica muy bien al dirigente político con vocación y profundidad del estadista que, ahora, extrañamos

(*)  ? Génesis y desarrollo de la ideología bolivariana ?, Imprenta del Congreso de la República, Caracas, 1973: 298

Más de tips Femeninos