Hay preguntas que se responden solas en muchas ocasiones ya que en ellas se puede apreciar como las acciones no encajan con las palabras, es el peligro de la mentira para quien trata de elaborarla y convencer con ella acerca de una realidad inexistente porque al final, aunque no lo deseen, la verdad saldrá a flote y ello es válido para todas las circunstancias de la vida.

Redacción Venezuela al Día

La dictadura en Venezuela trata siempre de convencer con la doble cara y el doble discurso de sus más connotados representantes.

Y vez tras vez, la careta que pretenden mostrar como seres que creen en las libertades y la democracia que dicen representar, se les cae a pedazos dejando al desnudo nada más que la verdad.

Elementos como Jorge Arreaza ya han experimentado esta característica, especialmente en el encuentro con los cancilleres de Ecuador y Chile. Éste último le arrostró en su momento a Arreaza que “Si es capaz de tratarnos a nosotros así como ha pretendido ni nos imaginamos cómo trata a los que están bajo su gobierno”.

Nicolás Maduro volvió a atacar al ex director del Sebin Cristopher Figuera https://t.co/ZGMHVABlBn pic.twitter.com/0W0unxEl39

Venezuela al Dia (@venezuelaaldia) June 1, 2019

Samuel Moncada no se queda atrás y vez tras vez, en su enrevesada expresividad, queda al descubierto como representante legítimo del despotismo que mantiene secuestrada a Venezuela.

Así y todo, Nicolás Maduro quiso ponerse el “disfraz de cordero” pero se equivocó de canal para enviar su mensaje y se topó nada menos que con alguien que está acostumbrado a ejercer el periodismo de forma crítica y aguda, sin cortapisas.

Jorge Ramos ha confrontado con sus preguntas y ha puesto de muy mal humor a personajes como Donald Trump, quien hasta llegó a mandarlo a echar de una rueda de prensa.

No obstante, Maduro decidió intentar engañar a este fablistán y tomando una pose de lo más humilde , inició la entrevista que le daría ese “aire democrático” que quería demostrar ante la opinión internacional.

Poco duró el intento y pasó un poco más de quince minutos cuando ante la incomodidad que experimentaba ante las preguntas que contenían realidades palpables, decidió levantarse dejando solo al periodista al cual de una vez abordaron sus gorilas de seguridad quienes le despojaron de sus materiales y equipos para deportarlo junto a su grupo al siguiente día.

Pasado este tiempo, Univisión recuperó el material y Jorge Ramos ha prometido subirlo este domingo a las redes para hacerlo de dominio público.