Doña Beatriz Peralta, abuela de Ángel Ramón Domínguez, manifestó a Radio Monumental que su nieto actualmente se encuentra postrado en cama debido a un cuadro de influenza.

Esta es la segunda vez que atraviesa por una situación similar, según contó a la emisora radial. En la anterior oportunidad, había retornado de un viaje de Asunción cuando cayó enfermo.

La mujer explicó que su nieto no pudo internarse debido a que el hospital de la zona es muy pequeño y no hay suficientes camas disponibles, por ello solo acuden en casos de urgencia. Así también, reveló que allí no había medicamentos para proveerle.

En vista a esta situación, tuvo que valerse de sus propios medios y juntar algo de dinero para poder comprar los medicamentos que Ángel Ramón necesitaba de la farmacia.

“Necesitamos ayuda para el sostenimiento porque demasiado mucho hace que está enfermo, casi no quiere comer la comida, solamente jugo y leche lo que está tomando”, manifestó doña Beatriz a la 1080 AM.

Debido a que son personas de escasos recursos, generalmente deben apelar a la buena voluntad de la gente o de representantes de la Iglesia Católica para costear ciertos gastos, sobre todo si es que necesitan venir a Asunción para consultas médicas, de acuerdo a lo que mencionó la mujer.

ANTECEDENTES

Hace varios años atrás, Ángel Ramón había nacido sin signos vitales en el Hospital Regional de San Pedro. En ese momento, una de las obstetras de nombre Blanca Duarte elevó una plegaria pidiendo la intercesión de Chiquitunga y luego de casi 40 minutos el niño volvió a la vida.

Este milagro -que llegó a ser corroborado por una comisión médica del Vaticano y posteriormente aprobado por el propio Papa Francisco -, permitió que María Felicia de Jesús Sacramentado pueda convertirse en la primera beata paraguaya.