El Colombiano / Carolina Giraldo, más conocida por su nombre artístico: Karol G, es la segunda paisa en ganarse el Premio a Mejor Nuevo Artista en los Latin Grammy como solista.

El primero en lograrlo fue Juanes, cuando apenas se celebraba la segunda ceremonia de estos premios en 2001 y cuando no existía ese término genérico que agrupa a lo urbano.

Cuando se ganó el máximo galardón de la música el pasado 15 de noviembre, subió al escenario de la mano de su padre Guillermo, él que más la ha apoyado en ese sueño de la música. Después de esa victoria, estrena tres nominaciones para los premios Heat que se celebrarán en mayo de 2019.

La distingue un sonrisa permanente y tiene motivos para sonreír: es una de las contadas mujeres que marcan la pauta en lo urbano y se enorgullece mucho de ello. Habla sin pudor sobre amor, sexo y otras historias que va recopilando. Mi cama, uno de los sencillos que más se ha destacado en su carrera, ya acumula más de 458 millones de vistas en YouTube.

EL COLOMBIANO habló con la artista antioqueña de 27 años, quien ya realiza giras por Estados Unidos y ha colaborado con otros grandes nombres de la industria como J Balvin, Maluma y Ozuna.

Tras haber ganado el Grammy, ¿cómo ve su carrera en retrospectiva?

“Para ser muy honesta, creo que la gente de afuera lo ve más que uno, aunque todo el tiempo uno está trabajando y buscando de qué manera hacer cosas grandes. Creo que caí en cuenta del premio apenas hace unos días cuando iba en un vuelo hacia Bogotá. Me senté y dije “yo vi a tantas personas ganarse un Grammy y ahora tengo uno”, de verdad creo que todavía no he caído en esa realidad. Pero te voy a decir qué me emocionó mucho: ver la respuesta de mis colegas y los artistas que se sintieron muy orgullosos con ese premio, así que yo, esa noche me sentí como una reina y con muchas ganas de trabajar”.

Subió a recibir el premio con su papá, ¿qué significa él en este camino?

“Mi papá siempre quiso ser cantante. Hace como 14 años me presenté al Factor X, de ahí salí con mi primer contrato discográfico y con ese contrato no pasaron muchas cosas, así que mi papá me firmó una carta de libertad y dejó todo lo que hacía, todo su trabajo, por convertirse en mi mánager. Entonces toda la plata que teníamos se invertía en el proyecto, mi papá vendió todo lo que teníamos. Por eso ese día de los Grammy, la persona que tenía que estar allá arriba era mi papá, fue el que siempre creyó. Fue mi mánager durante diez años y de ahí pasé a tener un contrato con mi compañía disquera. Pero esa noche, mi papá estaba súper emocionado. Si el Grammy fue un gran premio, verle la cara a mi papá, cómo estaba de feliz y cómo salió con su frase colombiana “mi Dios les pague”, eso fue todo para mí”.

Ver esta publicación en Instagram Mi Felicidad hoy está ahí donde la ven … EN MIS MANOS ???? Mejor nueva artista @latingrammys De hoy en adelante es que empiezan las cosas grandes en nombre de Dios // GRACIAS !!!

Una publicación compartida de KAROL G (@karolg) el 15 Nov, 2018 a las 8:14 PST

¿Por qué tomó la decisión de tener solo mujeres en su espectáculo en vivo?

“La gente a veces dice que Karol G es feminista y yo soy cero feminista, a mí no me gusta dividir la gente porque me parece que ser feminista es igual que ser machista. Me gusta la igualdad, pero sé lo duro que fue para mí y sé que para las mujeres, de cierta manera, las oportunidades son un poquito más reducidas. Así que siempre dije que cuando tuviera la posibilidad de emplear más mujeres en mi equipo de trabajo lo iba a hacer, porque qué bueno darle la oportunidad a otras personas que han pasado por el mismo proceso mío. Mi DJ es hombre, mi equipo de trabajo ejecutivo por lo general está conformado por hombres también, pero en stage somos girl power, mostramos que tenemos mucho para dar y me siento muy orgullosa y muy feliz de que muchas mujeres siguen mi carrera y mi testimonio para salir adelante y buscar sus oportunidades, eso me encanta”.