@TipsFemeninos // La faja puede causar efectos negativos en el organismo // Miami. La búsqueda de la “figura perfecta” lleva a algunas mujeres a usar fajas moldeadoras y reductoras que, a la larga, pueden causar efectos negativos en el organismo.

Estudios realizados por la Fundación Española del Corazón (FEC) destacan que ponerse constantemente ropa muy ajustada dificulta la circulación sanguínea venosa, lo que contribuye al desarrollo de problemas cardíacos, edemas y trombosis, especialmente en las piernas. La piel también se ve afectada.

El cirujano plástico venezolano Andrés Ruiz, cuya consulta está en Caracas, explica que el uso continuo de un ajustador conlleva cambios en el patrón evacuatorio y, en consecuencia, molestias en el cuerpo.

El hígado se desplaza hacia la región del tórax y la persona podría tener dificultad para respirar o no expandir de manera correcta los pulmones.

La empresaria oriental Katty Guzmán, con 25 años de trayectoria en el mercado de las fajas, dice que es muy importante el tipo de material que se utiliza para elaborarlas y desaconsejó las que sean de látex o tengan varillas. “El primero impide una buena transpiración, y las segundas se deforman y causan marcas (a veces hematomas) en el cuerpo”.

Tamaño o talla

Especialistas señalan que lo único que genera cambios positivos permanentes en la figura son los buenos hábitos alimentarios, en conjunto con la actividad física. Las fajas no reducen grasa ni mejoran la tonicidad muscular. Se trata de una solución momentánea para eventos especiales en los que la persona desee verse más estilizada.

Si bien algunas veces son recomendadas por médicos tras una intervención quirúrgica como bypass gástrico, dermolipectomía, lipoescultura, histerectomía o eventración, o después de haber dado a luz (sea por cesárea o parto natural), en estos casos también se usan por un tiempo limitado y es importante que sean de la talla adecuada.

Según el gastroenterólogo Irfan Tariq, citado en el portal blogdelasalud.info, “el uso de fajas, particularmente del tamaño incorrecto, puede literalmente aplastar los órganos de una mujer. El efecto adverso más común de prendas modeladoras es el desarrollo de la erge, una condición en la que los ácidos del estómago regresan hacia el esófago cuando este se comprime. Esto provoca acidez estomacal severa, náuseas y malestar abdominal”.

Guzmán manifiesta que llevar las fajas demasiado apretadas causa daño, sobre todo en las piernas y pies. Recuerda que no deben usarse para dormir o ejercitarse, pues para esto último existen modelos específicos.

Enfatiza que las moldeadoras deben hacerse a la medida “porque no todos los cuerpos son iguales” y si se desea comprar una por talla, asegurarse de que el material sea de calidad.

Fuente: El Tiempo

@TipsFemeninos