Mestizadigital / En las últimas temporadas las prendas y accesorios deportivos se han convertido en los protagonistas de colecciones locales e internacionales. Esta nueva moda que ya cuenta con nombre propio, el término ? athleisure ? nace de la combinación de  athletic  (atlético) y  leisure  (ocio); resignifica la indumentaria deportiva y su uso.

Primero vino el auge de las  leggins  o calzas, luego el de las zapatillas, las camisetas, las camperas  bomber , los pantalón con rayas laterales, los buzos y conjuntos deportivos. La generación  millennial (aquellos que nacieron a partir de 1982) fue el motor que impulsó esta tendencia y revalorizó la comodidad y versatilidad que ofrecen las prendas deportivas.

El athleisure viene conquistando las pasarelas y las calles desde el 2014 y parece no tener fecha de vencimiento. La clave del éxito tiene que ver con la adaptibilidad de la ropa para distintas ocasiones de uso. La esencia sport incorpora nuevos tejidos y diseños novedosos que se adaptan tanto para practicar algún deporte como para asistir a un evento.

Embajadores de estilo  La diseñadora  Stella McCartney  lleva años colaborando con la firma Adidas y, temporada tras temporada, presenta colecciones con prendas exclusivas utilizando lo último en tecnología y materiales textiles de alta calidad para el  running, fitness , natación y yoga. Asimismo, el diseñador Alexander Wang  y la firma Vetements son fieles representantes del estilo  atlheisure  y fueron de los primeros en proponer la estética deportiva para el uso diario y ?multiocasional?.

La tendencia también llegó al ámbito local y las calles porteñas lo reflejan, la marca Desiderata lanzó recientemente una colección cápsula que cuenta con la colaboración de la histórica Fila y Pesqueira lleva años diseñando zapatillas en conjunto con Topper, entre otros