Por posibles conductas irregulares, la Secretaría de la Función Pública (SFP) ya suma siete investigaciones en contra del ex delegado federal de Programas para el Desarrollo de Jalisco, Carlos Lomelí.

Durante la conferencia de prensa matutina de ayer, encabezada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), la titular de la dependencia, Irma Eréndira Sandoval, confirmó que la primera pesquisa se abrió el 22 de mayo y no después de la renuncia del ex funcionario, el pasado viernes.

Detalló que cuatro de las indagatorias son por conflicto de interés y tres por infracciones a la Ley Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, entre las que destacan presunto cohecho, tráfico de influencias y enriquecimiento oculto.

Sandoval acentuó que las acciones en las que podría haber incurrido el empresario “son faltas graves y, evidentemente, pueden implicar la destitución y la sanción económica que juzgue el Tribunal de Justicia Administrativa. También, derivado de nuestras investigaciones, podríamos dar vista a la autoridad penal competente”.

Resaltó que la Ley de Austeridad Republicana (próxima a su aprobación y publicación en el Diario Oficial de la Federación) señala que se cancelarán todos los contratos que se asignen por tráfico de influencias, abuso de autoridad, cohecho o conflicto de interés.

Luego de dejar el puesto, Lomelí explicó que lo hizo para que “el ruido de la politiquería no afecte el trabajo que debe hacerse en Jalisco“. Además, acusó de “golpeteo político” a Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), organización que durante mayo publicó una serie de reportajes que lo ligaron, junto con su familia, a una red de nueve empresas que obtuvieron licitaciones para vender medicamentos al Gobierno federal por más de 164 millones de pesos.

Dichas compañías comparten socios, representantes, apoderados legales y hasta un domicilio en Zapopan. Él negó los señalamientos.

Jorge Alatorre, académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG), acentuó que además de los procedimientos que realiza la SFP, es necesario que también se implementen medidas para atrapar a los “peces pequeños” que colaboran para que “los grandes” se enriquezcan.

Hugo Rodríguez, presidente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la Entidad, afirmó que las medidas en contra de Lomelí son parte de las presiones por el proceso interno del partido para renovar su dirigencia nacional.

Andrés Manuel López Obrador dice que no sabe quién suplirá al ex delegado federal. EL INFORMADOR/Archivo Yo ordené la investigación contra Lomelí: Presidente Durante la conferencia de prensa que encabezó la mañana de ayer, el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó que él pidió que la Secretaría de la Función Pública (SFP) investigara las posibles conductas irregulares del ex delegado federal de Programas para el Desarrollo de Jalisco, Carlos Lomelí: cuatro por presunto conflicto de interés y tres por infracciones a la Ley de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos.

En el evento, un reportero le preguntó si estaba al tanto de las pesquisas que realiza la dependencia federal en contra del ex candidato a la gubernatura de Jalisco por la coalición “Juntos Haremos Historia”, de la que formaba parte el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), a lo que el Mandatario mexicano respondió: “Yo ordené que se hiciera la investigación”.

Además, el titular del Ejecutivo destacó que todavía no sabe quién quedará en el lugar del también empresario.

El tabasqueño agregó que la separación del puesto fue decisión de Lomelí y se decantó por dejar que la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, diera a conocer los detalles de las diligencias.

Por otra parte, la contralora estatal, Teresa Brito , acentuó que los resultados que arroje el trabajo de la SFP podrían incorporarse a los procesos que lleva a cabo el organismo y en los que están involucradas empresas ligadas a Lomelí .

La funcionaria confirmó que la dependencia colaboró con el Gobierno federal al aportar elementos que requirió para la investigación.

El viernes pasado, mientras López Obrador estaba en la Entidad para reunirse con un grupo de empresarios locales en las instalaciones de la Cámara de Comercio de Guadalajara (Canaco), Lomelí dejó el cargo. “Hoy tomo distancia para que el ruido de la politiquería no afecte el trabajo que debe hacerse en Jalisco“, dijo.

Su salida se dio en medio de una indagatoria que lo liga a él y a su familia por tener acceso a contratos gubernamentales en sus  empresas farmacéuticas.

Dirigencia estatal de Morena ve a Carlos Lomelí como víctima de golpeteo Posible conflicto de interés En su declaración presentada a la Secretaría de la Función Pública (SFP), Lomelí transparentó posible conflicto de interés en cuatro compañías dedicadas a la venta de medicamentos.

Sin embargo, la investigación que realizó Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) arrojó que tiene participación en otras cinco, incluyendo a Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud), que ganó dos mil 188 millones de pesos tras la venta de medicamentos desde 2012.

Las cuatro compañías que reconoció como propias en su declaración patrimonial son Lomedic, Laboratorio Solfran, Laboratorio Bioterra y Corporativo Internacional Vigilando Tu Salud.

Además de Abisalud, las otras cuatro en las que tiene participación, y no declaró ante la SFP, son Lo Vending Group (en la que es accionista), MC-Klinical, Grupo Quiropráctico del Bajío y Proveedora de Insumos Hakemi.

En su declaración 3de3, presentada cuando fue candidato a gobernador de Jalisco por la coalición “Juntos Haremos Historia”, no registró a Lomedic.

En su declaración patrimonial actualizada 30 de mayo de este año, reportó cinco millones 222 mil 915 pesos en ingresos anuales netos. En su 3de3 dio a conocer percepciones por ocho millones 356 mil 869 pesos.

CLAVES

Perfil polémico Negocios. Carlos Lomelí ha estado ligado a polémicas relacionadas con sus negocios al ser contratista de organismos federales y estatales, así como por acusaciones del Gobierno de Estados Unidos.

Lavado. El 2 de octubre de 2008, el Departamento del Tesoro estadounidense lo señaló por hacer operaciones de lavado de dinero y desvío ilícito de materiales (como pseudoefedrina) a través de su empresa Lomedic, con el propósito de elaborar metanfetamina al servicio del desaparecido cártel de los Amezcua.

Regreso. Sin embargo, aunque cuatro años después salió de la lista, volvió a ser integrado en agosto de 2017. En esa ocasión, la empresa Servicios Educativos y de Negocios, fundada por él y otros nueve socios, fue señalada por formar parte de la red del lavado de dinero de Raúl Flores Hernández, “El Tío”.

Defensa. En ese entonces, en entrevista con un medio de comunicación nacional, se defendió y afirmó que esa compañía no llegó a operar ni a tener actividad económica, movimientos de dinero o Registro Federal del Contribuyente (RFC).

Medicinas. Otros casos son de venta de medicinas a sobreprecio. A inicios de este mes, el Gobierno de Jalisco anunció la detención de seis personas ligadas a Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud), con la cual Lomelí tiene vínculos, por la venta de medicamentos a alto costo al Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal). 

Temas Carlos Lomelí Corrupción SFP Gobierno de México Lee También Sin castigo, retrasos y fallas en Línea 3 México rechaza el cambio de política de asilo en EU México y Estados Unidos disputarán amistoso en Nueva York Contraloría estatal colaboró en investigación de la SFP contra Lomelí Comentarios