La Nacion / La velocidad y el movimiento están en la naturaleza misma del cine, que funciona a partir de 24 cuadros por segundo. No es extraño entonces que desde La llegada del tren a la estación , el corto inaugural de los hermanos Lumière, tantas películas se dediquen a mostrar vehículos recorriendo diversos escenarios. Y si es a velocidades altas, mucho mejor.

Los autos siempre tuvieron un papel estelar en el cine de Hollywood, tal vez porque la industria automotriz fue tan importante para los Estados Unidos en el siglo XX como lo fue la del entretenimiento. En épocas de preocupación por el impacto que los automóviles tienen en el medio ambiente y con el advenimiento de los vehículos sin conductor, el éxito de la serie de películas de Rápido y furioso , cuya octava entrega se estrenará este jueves, demuestra que el público todavía siente la necesidad de la velocidad. al menos en el cine.

Aquí repasamos cinco películas que tienen a los autos en roles protagónicos, en contextos muy diferentes.

1. American Graffiti (1973) Los autos clásicos de American Graffiti. La segunda película escrita y dirigida por George Lucas presenta a los autos como parte de un rito adolescente de principios de los 60. Nada es más importante que los autos y la música en este film centrado en un grupo de chicos de un pueblo de California recién graduados del secundario, que pasan su última noche del verano antes de que empiece la vida adulta y los lleve por distintos caminos. Ron Howard y Richard Dreyfus ocupan roles protagónicos y Harrison Ford aparece en un papel menor. Pero aunque todo el elenco es impecable la película se la roba la cupé Ford 32 amarilla convertida en Hot Rod del canchero John Milner (Paul LeMat), un émulo de James Dean.

  2. Mad Max: Furia en el camino (2015) Vehículos Frankenstein en Mad Max: Furia en el camino. La serie completa de películas de Mad Max ocupa un lugar de privilegio en la historia de los autos en el cine, desde el Ford Ford Falcon XB GT de 1973 modificado que conducía Mel Gibson en los dos primeros films hasta los extraños vehículos armados de partes de otros, como Frankensteins motorizados, que aparecen en la más reciente Furia en el camino . Si Lucas mostraba el rito adolescente de dar vueltas en el auto, George Miller directamente presenta en el film una religión que venera al potente motor V8 y en la que los volantes son sagrados. En este cruel universo pos apocalíptico, los autos son una necesidad pero también un objeto de deseo. La gran heroína del film es Furiosa, interpretada por Charlize Theron , una mujer de mucho coraje, audacia para manejar y muy buenos reflejos.

  3. Contacto en Francia (1971) Gene Hackman en Contacto en Francia, la película con una de las mejores secuencias de persecución. El policial de William Friedkin merece estar en la lista porque tiene una de las mejores secuencias de persecución del cine. Gene Hackman, en su primer papel protagónico, interpreta a ‘Popeye’ Doyle un policía para nada heroico de la división de Narcóticos de Nueva York que está investigando un caso cuando se ve obligado a perseguir, a bordo de un Pontiac Lemans 1971, a un criminal que se está escapando en un tren elevado. La adrenalina que transmite esta persecución se debe a la puesta en escena y edición de Friedkin, el trabajo de los conductores de riesgo y el peligro real que implicó su filmación, para la cual no tenían permiso de las autoridades.

  4. Rush: pasión y gloria (2013) Chris Hemsworth interpreta al corredor de Fórmula 1 James Hunt. Foto: Distribution Company Las películas de carreras automovilísticas son todo un subgénero cinematográfico con ejemplos muy variados. Clásicos como Grand Prix (1966) y Le Mans (1971), protagonizado por uno de los grandes actores ‘tuerca’, Steve McQueen; comedias como El mundo está loco loco (1963), de Stanley Kramer, que tenía un elenco estelar, o Ricky Bobby – Loco por la velocidad , con Will Ferrell ; hasta Días de Trueno (1990), de Tony Scott, con Tom Cruise y Nicole Kidman . La afición de Hollywood por usar las carreras, ya sean de Fórmula 1 o de Nascar, como escenario y excusa para la trama, se debe a que son un gran espectáculo para ver en la pantalla. Ron Howard logra una estética ideal para poner al espectador en medio de la acción en Rush: pasión y gloria , sin descuidar la narración de la fascinante historia del enfrentamiento entre las estrellas de la Formula 1 de los 70, James Hunt (Chris Hemsworth) y Nikki Lauda (Daniel Brühl).

  5. Cupido motorizado (1968) Herbie, el Volkswagen Escarabajo mágico de Disney. Esta película de Disney lleva a la competencia sobre ruedas al terreno de la comedia familiar. El gran protagonista del film es Herbie, un Volkswagen Escarabajo con personalidad propia que se convierte en una estrella de las pistas. Gracias a esta simpática premisa, el film se convirtió en un clásico y tuvo varias secuelas, incluida Herbie – A toda marcha , de 2005, con Lindsay Lohan y Michael Keaton.

  En esta nota: Nicole Kidman Tom Cruise Will Ferrell Charlize Theron Harrison Ford Autos George Lucas LA NACION Canal Espectáculos Cine