Gareth Bale se concentró junto al resto de sus compañeros en Valdebebas de cara al partido ante el Leganés. La cámara de AStv captó que llevaba un auricular en su oreja izquierda . Un hecho que está prohibido según recoge  el artículo 18 del  Código de Circulación . 

Además esa infracción supone una sanción económica de 200 euros y pérdida de tres puntos en el carné de conducir. No es la primera vez que Bale tiene un suceso de esta índole al volante. En 2015 un agente de la Policía Nacional le abroncó por tratar de realizar un giro prohibido a la salida del Santiago Bernabéu .