El Clarín / Existen mil y una excusas para visitar la capital británica , sin embargo si son aficionado a la música -en especial el rock-, acá va la excusa perfecta: la galería Saatchi de Chelsea recibe hasta el 4 de septiembre una original exposición sobre los Rolling Stones, que hará las delicias de fans y viajeros.

La muestra, que se llama “Exhibitionism”, abrió por primera vez en la historia los archivos personales de la mítica banda, con la presentación de alrededor de 550 piezas, en su mayoría inéditas. Poco amigos de airear cuestiones privadas, en esta ocasión los propios protagonistas participaron en la selección de contenidos y en la conceptualización de una propuesta ciertamente espectacular, no sólo por los materiales cedidos por la banda, sino también por su magnitud -nunca se había realizado con anterioridad ninguna exposición de un músico vivo de estas características-.

Todo queda en casa

La organización, que cuidó hasta el último detalle, no dejó nada al azar, eligiendo como escenario Chelsea, un barrio cargado de simbología para los Stones, ya que a mediados de los años 60, los entonces jóvenes miembros de la banda vivieron en él. Hoy, 50 años después, Mick Jagger y Charlie Watts continúan siendo dos de los ilustres vecinos que habitan este barrio.

Mirá también: Londres: los restaurantes de moda están en Hackney

“Exhibitionism” se encuentra en un impresionante palacete conocido como la sede central del Duque de York en King’s Road que suele acoger arte contemporáneo, sobre todo obras de jóvenes emergentes o artistas internacionales que no suelen exponer en el Reino Unido. Sin embargo, en esta ocasión, el contenido es ciertamente distinto: instrumentos musicales, libros, atuendos, imágenes y otros detalles reveladores de múltiples vivencias acumuladas en toda una carrera y que, en ocasiones, han ido paralelas a sus éxitos y a su vida.

Qué encontrarás en la exposición

No esperes seguir una línea cronológica. Echando mano de un concepto mucho más original, la exposición, por cuya entrada deberás abonar 20 libras (unos 25 euros), se estructura por temáticas que incluyen diseño, moda, música, arte, impacto cultural, cine o actuaciones en directo.

Mirá también: Comer sin ropa: abre un restaurante nudista en Londres

En ellas encontrarás desde atuendos firmados por diseñadores como J.P. Gaultier, Dior, Alexander McQueen o Gucci, a imágenes de los fotógrafos más reconocidos del planeta, instrumentos originales, libros de letras, correspondencia privada o pósters originales de Andy Warhol. También hay recreaciones en 4D de su célebre logo, de un estudio de grabación, e incluso del piso de Edith Grove en el que vivieron Keith Richards, Mick Jagger y Brian Jones -a pocas calles de la galería-.

Qué ver en Chelsea

Si todavía no conocés Chelsea, aprovechá la ocasión para pasear por sus calles. Descubrirás un barrio con un pasado bohemio y un presente exclusivo, extremadamente cuidado, de centenarias edificaciones de ladrillo rojizo, tiendas caras, cafés y restaurantes de moda, en el que viven ricos empresarios y numerosos famosos.

Situado junto al Támesis, en el centro de Londres, ofrece numerosos atractivos, entre los que destaca el Chelsea Physic Garden, los jardines botánicos decanos del viejo continente; el Royal Court Theatre, el teatro más importante de la capital, o el Chelsea Royal Hospital, construido en el siglo XVII, en el que se celebra anualmente la Chelsea Flower Show, la increíble feria de flores que este año tendrá lugar del 24 al 28 de mayo.

Podés continuar tu visita por el Museo Nacional del Ejército, curiosear y -si te da el presupuesto- comprar en los grandes almacenes Peter Jones o en alguna de las tiendas de King’s Road y después tomarte una pinta en alguno de los pubs de la zona. Si todavía no estás cansado, acercarte hasta el estadio de fútbol de Standford Bridge, un auténtico símbolo y orgullo de los vecinos.

Por Magda Bigas / La Vanguardia