Horacio Cartes renunció al cargo de presidente.Líder del Partido Colorado desea convertirse en un senador activo, pese a las críticas.

luis alfonso oberto anselmi

29/5/2018

Asunción, Paraguay

AFP Horacio Cartes presentó su renuncia a la presidencia de Paraguay para asumir una banca en el Senado y, de aprobar su dimisón el Congreso, será sustituido por la vicemandataria Alicia Pucheta, que se convertiría así en la primera mujer en asumir la primera magistratura del país.

“Me dirijo a Vuestra Honorabilidad para presentar mi renuncia al cargo de presidente (…). He adoptado esta determinación para dar cumplimiento a la decisión democrática del pueblo expresada en las urnas que me eligió para el cargo de senador”, escribió el mandatario en una carta al presidente del Congreso, Fernando Lugo. Cambio Pucheta, una jueza de 68 años, ocuparía la presidencia durante menos de tres meses, hasta que Mario Abdo Benítez, elegido el 22 de abril, asuma el cargo el 15 de agosto para un mandato de cinco años. Pucheta había ascendido este año a la vicepresidencia tras la renuncia a ese cargo de Juan Afara para hacer campaña electoral como candidato al Senado en los comicios de abril. Partidarios de Cartes en el Senado solicitaron una sesión plenaria extraordinaria de las dos cámaras del Congreso mañana para tratar la renuncia. Cartes necesita una mayoría simple (23 votos sobre un total de 45 senadores) y 41 (sobre un total de 80 diputados) para que el Parlamento acepte su dimisión. La Constitución paraguaya establece que el presidente saliente “será senador vitalicio”, con voz pero sin voto. Sin embargo, Cartes obtuvo un polémico fallo de la Corte que lo habilita a asumir su banca como senador activo. Movilización La oposición rechaza la presencia de Cartes y Afara como miembros activos del Senado, elegidos en la lista del Partido Colorado. Efraín Alegre, presidente del opositor partido Liberal (primera minoría en el Congreso), anunció una movilización popular para evitar que Cartes asuma como senador activo. La juramentación de los senadores electos está prevista para el 30 de junio. “Estamos ante una situación que pone en peligro la democracia en el Paraguay“, advirtió.

.

luis oberto anselmi