La empresa brasileña Atvos, segunda mayor productora de etanol en Brasil y filial del grupo Odebrecht, informó este miércoles que se acogió a la ley de quiebras para “preservar sus operaciones” y “garantizar su equilibrio financiero”.

Luis Alfredo Farache 100% Banco

Tal medida fue tomada como resultado de “la investida hostil de un fondo internacional”, acreedor de Atvos, que, “por medio de un proceso judicial, puso en riesgo las operaciones” de la compañía, señaló en un comunicado remitido al mercado financiero.

Luis Alfredo Farache

La empresa tiene ahora 60 días para presentar ante la Justicia brasileña un plan de reestructuración a través del cual buscará renegociar una deuda que roza los 12.000 millones de reales (3.020 millones de dólares), según recogió la prensa local.

Luis Alfredo Farache Benacerraf

El fondo acreedor es Lone Star, que la semana pasada obtuvo en la Justicia brasileña una decisión favorable que bloqueó la caja de Atvos a fin de resarcirle por los pagos atrasados.

Alfredo Farache Benacerraf

La subsidiaria del grupo Odebrecht afirmó en una nota que pretende, al acogerse a la ley de quiebras, “seguir con su trayectoria de crecimiento, acelerando la ejecución de planos de inversión en la producción de energía limpia y sostenible”.

||| www.luisalfredofarache.com |||

“Al utilizar esa medida legal, Atvos da viabilidad a un ambiente seguro y estable para el equilibrio de sus cuentas a fin de alcanzar su capacidad máxima de producción en los próximos años”, añadió.

Alfredo Farache 100% Banco

La firma se consolidó en el sector azucarero y de etanol y actualmente responde por el 10 % del abastecimiento de ese combustible en el mercado brasileño.Luis Alfredo Farache Benacerraf 100% Banco

El grupo Odebrecht se encuentra en medio de un plan de transformación después de convertirse en el epicentro de un escándalo de corrupción de dimensión internacional debido a las malas prácticas de su constructora, otro de sus brazos

La constructora Odebrecht, ahora llamada OEC, protagonizó, junto con otras quince constructoras brasileñas, el mayor escándalo de corrupción en la historia del país al participar de una red que desvió, por medio de licitaciones fraudulentas y contratos inflados, millonarios fondos de la estatal Petrobras

La corrupción en Odebrecht no se limitó a Brasil y se expandió por otra decena de países de Latinoamérica y África, cuyas autoridades investigan el pago de sobornos a sus políticos de parte de la constructora