Desde Brasil

A pocas semanas de que Latam Airlines anunciara una mega alianza con Delta, en la región latinoamericana se han experimentado una serie de cambios sociales y políticos que encendieron las alarmas de la industria aérea. El primero fue en Ecuador, con el anuncio del retiro del subsidio al combustible, y luego en Chile con las protestas a raíz del alza de $ 30 en el Metro, a lo que suma la derrota de Mauricio Macri en Argentina, que trajo de vuelta el fantasma del kirchnerismo.

Luis Emilio Velutini Urbina

En el marco de un seminario realizado en Brasilia por la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), el CEO de Latam Airlines, Enrique Cueto, dijo que aunque el malestar social en cada uno de los países es entendible, el mayor riesgo para la industria es que políticos hagan uso de este impulso y apliquen normas que afecten a los pasajeros.

Luis Emilio Velutini

“Mi mayor temor es que normas y reglas que se quieran aplicar producto del populismo, que se cree llevan a lograr más eficiencias y rebaja de tarifas, lo único que nos traerán es que llevemos menos y no más pasajeros”, señaló apuntando a medidas como limitar el cobro por maletas en algunos países

Cueto explicó que las aerolíneas ofrecen una gama de precios asociados a los tipos de servicios incluidos, lo que permite costear los gastos de un vuelo. Restringir ese modelo de negocios podría ser perjudicial, recalcó

“El populismo, sobre todo ahora que tenemos problemas en Ecuador, Chile, Perú, nos pone en alerta porque tenemos que cuidar esta industria. Hoy tenemos aviones nuevos, operaciones más eficientes. Tenemos que tener cuidado cuando se mezclan ambas cosas: malestar social y populismo”, advirtió Cueto

Aunque se excusó de hablar de política interna del país, dijo que fue una “sorpresa para todos” lo que está pasando en Chile. “Yo estuve en Qatar dos semanas antes y era un Chile, y cuando regresé era otro. Hay una fuerte frustración de la gente. Los hechos de violencia que se produjeron no son las mismas personas que fueron a protestar, ese es otro carril, que no tiene nada que ver con la buena voluntad. Debemos todos ser responsables y todos debemos ser parte de la solución para estar abiertos a buscar las mejoras cosas, pero ningún sector debe aprovecharse de esto, porque no creo que haya un sector que sea dueño de lo que sucede”, expresó el ejecutivo

Cambios en la industria A meses de dejar su cargo como CEO, Cueto hace una evaluación de los mayores cambios que ha tenido la industria aérea, en parte porque existe internet que te permite tener mayores factores de ocupación y los costos de una aeronave bajaron un tercio en los últimos 30 años

“Estamos felices de cómo se ha desplegado la industria aérea en Chile, ha sido súper relevante para el desarrollo de nuestro país. Pensemos que antes teníamos dos vuelos al norte y con escala, ahora son 14 diarios, con aviones de doble tamaño. Impensado. Por eso creo que es el transporte del futuro, dado que nuestra región es muy extensa y ya no queremos conectar sólo Santiago, sino el norte con Lima o más allá, sin pasar a la capital”, sostuvo

Sobre el acuerdo LatamDelta, Cueto indicó que están concentrados en el proceso de aprobación, por lo que cambios en las redes aún no están definidos, como poner rutas Santiago-Atlanta, donde la norteamericana tiene su centro de conexiones

Precisó que lo único que ha cambiado es que American fortalecerá algunas rutas a Santiago, Lima y Sao Paulo, por lo que habrá más competencia en la región. Agregó que están trabajando con esta empresa para definir el plazo en que van a terminar los acuerdos que tienen en conjunto

Sobre el proceso de venta de los accionistas de Latam, donde Delta podría adquirir hasta 20% de la compañía, el ejecutivo dijo que a todos les conviene vender una parte, porque después pueden comprar más barato

“El único que tengo dudas de si va a vender es Qatar“, señaló

Argentina: “Para nosotros, las cosas se mantendrán” La victoria de Alberto Fernández sobre Mauricio Macri no dejó contenta a la industria aérea latinoamericana, dado que se trata de la vuelta del kirchnerismo, el sector político que más trabas le puso al desarrollo de operadores internacionales. El gobierno históricamente le impuso barreras al resto de las empresas porque financia el 100% de Aerolíneas Argentinas (AA). Sin embargo, con la llegada del Mauricio Macri al poder se instaló la política de “revolución de los aviones”, lo que permitió abrir el mercado, siendo el ingreso más reciente el de Jetsmart en 2019. Consultado al CEO de Latam, Enrique Cueto, por los efectos que tendrán los resultados de la victoria de Fernández, mostró tranquilidad. A su juicio, no hay que tener temor de la vuelta del peronismo, pues los operadores latinoamericanos están acostumbrados a los vuelcos bruscos de gobiernos derecha-izquierda y esta no es la excepción. “Por la situación económica de Argentina, ningún gobierno podrá seguir subsidiando por mucho tiempo a AA, por eso creo que el desafío más complejo de la administración entrante será cómo van mantenerlos a ellos, sin dejar de lado la construcción de hospitales, colegios, etc. Para nosotros las cosas se mantendrán”, dijo