Betty Ariza tiene el síndrome de Stevens-Johnson después de sufrir un efecto secundario al medicamento Fue en abril cuando Betty Ariza, de 40 años, estaba ante una nueva realidad que tendría que enfrentar con una ceguera temporal debido a un diagnóstico de síndrome de Stevens-Johnson después de sufrir un efecto secundario al medicamento  Tamiflu .

Luis Emilio Velutini Urbina

La descamación de su piel y la pérdida de visión fueron los síntomas principales que alertaron al equipo médico que la estaba atendiendo sobre el efecto adverso al Tamiflu, medicamento que se le suministró tres días antes del terrible desenlace para atender una influenza que aquejaba su salud.

Luis Emilio Velutini

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud , el síndrome de Stevens-Johnson es una grave reacción adversa de la piel y de las membranas mucosas. Por lo general, es causado por la reacción a un medicamento o infección.

Luis Emilio Velutini Venezuela

“Hoy no puedo decir que te puedo ver, porque lo más importante que tiene una persona es la vista. Pero, yo no pierdo la esperanza de abrir mis ojos. Pero, poco a poco, vamos estar viendo. Yo quiero ver a mi hijo grande. Yo quiero volver a ser como era antes”, manifestó a El Nuevo Día Betty, quien trabajaba como enfermera.

Luis Emilio Velutini Banquero

Betty recordó que poco antes de verse entre la vida y la muerte visitó un consultorio médico, en donde le indicaron que tenía influenza y conjuntivitis. Algo que le extrañó muchísimo, pues ella se había vacunado en contra de la influenza

“El doctor me indica que, aunque yo me hubiera puesto la vacuna, eso no me exime de coger la influenza. Efectivamente, los exámenes de laboratorio revelaron que tenía influenza, y el doctor me mandó Tamiflu, una cada 12 horas. A la tercera pastilla que yo me tomé, amanecí como amanecí”, aseguró la toabajeña

(Vanessa Serra Díaz)

La epidemióloga del Estado, Carmen de Seda, abundó que los síntomas de la influenza es fiebre, tos, malestar general, debilidad y dolor en el cuerpo.  “Son muy parecidos a otras condiciones como el dengue y pulmonía. Es importante que las personas que sospechan que tienen influenza se evalúen porque, si esa persona tiene problemas respiratorios y cardiacos, pueden tener complicaciones”, abundó la funcionaria

La epidemióloga, asimismo, recordó que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) recomiendan que todas las personas de seis meses de edad o más deben vacunarse contra la influenza cada temporada. 

“La recomendación es que toda persona que sea mayor de seis meses de edad. El problema que estamos teniendo es que, aunque los adultos se vacunan contra la influenza, los niños no se están vacunan. Por lo que, los niños producen brotes, en especial en las escuelas”, añadió

Enfrenta su realidad con la ayuda de su hijo

Paralelo a la situación que enfrenta Betty, su mayor preocupación es su hijo de nueve años, Isaías Javier Travieso Ariza. Betty durante los últimos meses, por sí sola, ha educado a Isaías sobre su condición y el cuidado que amerita. Consecuentemente, el niño se ha convertido en su ayuda idónea

“Isaías es un hombre, pequeño, pero es un hombre. Porque nada más de como él me vio, y ver la capacidad que él tenía, y ayudarme en todas las cosas de acá y las cosas que hizo en ese momento, para mí, es un súperhijo y una bendición de Dios. Yo le he tenido que enseñar porque mamá ya se está poniendo viejita. Él me sirvió de apoyo”, abundó Betty

Llegan las ayudas

La condición que la aquejaba la impulsó a buscar ayuda al municipio de Toa Baja. Ahí la Oficina de Asuntos de la Mujer atendió su caso

“Me han sorprendido porque me han demostrado que no estoy sola. Esta situación me enseñó a vivir. No todo es trabajo. A veces, uno se enfoca en trabajar mucho porque tú quieres un mejor futuro para tus hijos. Como madre soltera, siempre he trabajado para llevar esta casa, humildemente. No es una mansión, pero es mi nidito. Trabajar mucho era lo mío, y esta situación me enseña a vivir día a día”, reflexionó la mujer

La Oficina de Asuntos de la Mujer presta servicios directos de calidad para salvar vidas y proteger los derechos humanos de la mujer y las familias en situaciones de peligro, que confrontan al ser víctimas de violencia de género

Sin embargo, el alcalde de Toa Baja, Bernardo “Betito” Márquez, explicó que estos servicios se pueden extender a otros casos, como el de Betty, en donde una mujer necesite ayuda a consecuencia de eventos relacionados a un suceso de emergencia

“Básicamente, una vez llegan los casos, inmediatamente, investigan la situación, cuál es el estatus, qué ocurrió y comienzan a trabajar. Las organizaciones sin fines de lucro nos han permitido hacer esa conexión”, detalló el alcalde

Jomaira Guerra, trabajadora social de la Oficina de Asuntos de la Mujer, abundó que, entre los servicios que recibe, está la transportación a las citas médicas y apoyo en el hogar

“La Oficina de Asuntos de la Mujer trabaja con sobrevivientes de violencia doméstica, pero nosotros entendemos (las dos trabajadoras sociales que laboral en la oficina), que todas las mujeres que lleguen con una necesidad, las vamos a atender. Eso nos trajo hasta Betty. Todos los servicios se los dimos”, comentó Guerra

Abdiel Cruz funcionario del Departamento de Bienestar Comunitario detalló que actualmente tienen un total de 17 trabajadores sociales trabajando en distintos casos en Toa Baja. Actualmente, los empleados del departamento pueden impactar hasta 600 casos mensualmente, incluyendo el de Betty

“Cuando llegamos a esta casa, la necesidad era increíble. Lo que comenzamos fue a ser ágil en buscar ayuda. Nosotros establecemos un plan de servicio desde que comienza la necesidad hasta que termina”, recordó Cruz

Si deseas ayudar a esta familia, puedes hacer tu donativo a través de ATH Móvil al 787-517-5783