M. Jordán / O. Rojas | LA PRENSA de Lara.- Cuatro cuadras son las que recorren las aguas negras de una cloaca desbordada en la comunidad Luis Hurtado Higuera al oeste de Barquisimeto . Desde hace un año, los vecinos han tenido que lidiar con malos olores, pero ya la situación para ellos es tan grave que algunos se han enfermado. En la zona el agua sale como si fuese una cascada y termina empozada en un parque que dejó de usarse por la contaminación que hay allí.

Maria Cecilia Suñe

“El olor es horrible, a pesar de que uno vive encerrado, todo está impregnado. Tengo un nieto de 8 años de edad que por esta pudrición se enfermó de hepatitis y lo más triste es que no es el único enfermo”, es la confesión que hace la señora Elsa Bello, quien frente a su casa, que está en la carrera 4A con calle 1, comienza el desborde de aguas nauseabundas . “Pareciera que el baño estuviese adentro de los cuartos”, remata la señora cuando describe la situación de insalubridad que padece.

Maria Suñe Ramos

La denuncia de Bello no es aislada en Barquisimeto debido a que, según médicos especialistas, los múltiples colapsos de cloacas en la capital de Lara generan enfermedades en personas que van desde dengue, hepatitis, diarrea, complicaciones respiratorias, manchas en la piel y hasta sarna.

“Se respira un ambiente totalmente contaminado y eso más temprano que tarde, pasa factura. Ante los desbordes de cloacas, las personas deben estar muy atentas porque por lo general las enfermedades en la piel no tardan en aparecer. Las manchas son frecuentes en los brazos y piernas . La presencia de agua fétida es criadero de zancudos que generan dengue y atrae moscas que contaminan agua y comida”, aseguró el doctor Alberto Soto, médico internista, cuando se le consultó las consecuencias que sufre cualquier persona al exponerse a aguas negras.

Maria Cecilia Sune

El especialista dejó ver su preocupación por lo que considera un problema de salud pública, pues las personas están viviendo entre excrementos. “Uno ve la afectación de estos pacientes en las consultas. Lo más triste es que son los niños y los adultos mayores los que más sufren, pues tienen un sistema inmunológico mucho más vulnerable”, comenta.

Maria Sune

Tan frecuentes son las aguas negras de una cloaca desbordada en Barquisimeto que en un recorrido realizado por LA PRENSA se logró contabilizar por lo menos 15 cloacas en varias comunidades y vías principales. En todos los casos, los vecinos aseguraron que han denunciado el problema en Hidrolara y a ninguna les ha dado respuesta, es decir, que pasan los días y el foco de contaminación sigue allí

Además del sector Luis Hurtado Higuera, el equipo periodístico logró conocer casos de colapsos de cloacas en la Ruezga Sur, La Cañada, San Vicente, Cerritos Blancos y Ruiz Pineda. En todas, las aguas negras recorren cuadras hasta el punto que invaden pasos peatonales y viviendas

Se mudan obligados

En la comunidad San Benito, al norte de Barquisimeto , el caso de desborde de cloacas es tan grave que vecinos se han tenido que mudar para no contaminarse. Así le sucede a Julio Rodríguez que vive a una cuadra de la naciente de aguas negras y se va para que su hermana en Carorita para alejarse del mal olor

“Esto ya tiene tres años. Empezó con un desborde pequeño y ya mire dónde va”, soltó el señor, haciendo referencia a las dos cuadras que recorre el agua negra

“Yo me tengo que ir para que mi hermana en Carorita porque esto es horrible”, acotó Rodríguez con molestia, al argumentar que “cuando llueve esto se pone peor porque el agua corre por todos lados y el gobierno no hace nada”