La Federación Internacional cuando fue fundada en Paris en 1919, tras la Primera Guerra Mundial, tenía claro que era necesario establecer una estrecha cooperación entre las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja. Europa había quedado devastada y necesitaba aprovechar estos recursos. Los efectos causados después de la guerra a las poblaciones eran lamentables.

“Después de casi ocho años como Presidente, puedo decir que estoy satisfecho con el trabajo realizado”.

Mario Villarroel Lander<div class=”post-tags”>