La gran mayoría de seguidores de la exitosa serie trataron de ajustar infructuosamente el brillo en sus televisores, para lograr ver más clara la tan esperada Gran Guerra en la que los principales protagonistas se aliaron, al estilo de una nueva liga de la justicia, para enfrentar las hordas de los caminantes blancos. Ingenuamente no asociaron el título del capítulo “La Larga Noche con la inexistente falla técnica.  La excesiva oscuridad incomodó a muchos fans en todo el mundo, tanto así que el director de fotografía de la serie, Fabian Wagner, tuvo que dar la cara, aclarando que a pesar de que la intención era que la oscuridad fuese la principal protagonista, la serie no era tan oscura cuando él la rodó, por lo que no dudó en culpar a HBO de la compresión del capítulo para que pudiese ser visto en su plataforma de streaming. Es la razón por la que muchos espectadores vieron más pixeles que caminantes blancos. 

  Los sobrevientes rinden un homenaje a los caídos, capítulo 4, temporada final. HBO Por otra parte, la serie nos tiene acostumbrados a las sorpresivas y estrambóticas muertes de los personajes con los que platónicamente creamos un vínculo, tan es así que en las redes sociales se hicieron apuestas para tratar de adivinar quién no sobreviviría a este tercer capítulo y moriría de la manera más bizarra posible, como solo Game of Thrones nos tiene acostumbrados. Pero eso para algunos también fue una decepción, pues ninguno de los favoritos quedó frío, por el contrario, resultaron bastante forzadas las maneras en las que muchos de los personajes con más carisma de la serie se salvaron. La lógica de la serie nos ha enseñado el realismo de las escenas de combate, pero en este capítulo muchas veces  estuvieron a punto de morir, Jaime Lanister, Brienne of Tarth, el salvaje Tormund, el guerrero eunuco Grey Worm, de quien por primera vez nos damos cuenta que en sus ojos también existe el miedo. Vimos escenas donde acariciaron la muerte bajo una montaña de desenfrenados y peligrosos zombis, pero a todos ellos los salvó una milagrosa y poco creíble campana.

Martin Lustgarten

  Grey Worm, por primera vez mostró temor. HBO  Caso contrario sucedió con seis personajes con los que el espectador no creó un fuerte vínculo, a excepción del sufrido y martirizado Theon Greyjoy, de quien muchos creíamos que iba a morir desde la primera temporada y la que esperamos infructuosamente las siguientes temporadas. Y por último la muerte del valiente, Jorah Mormont, quien defendió a su amada, literalmente, hasta con su último aliento. Pareciera que él tenía que recibir las heridas que los anteriormente mencionados no sufrieron, pero más que su muerte a muchos fanáticos nos decepcionó que aún agonizante no recibiera el tan anhelado beso de la Reina de dragones y para mayor desencanto Lady Melisandre, la única que lo hubiese podido resucitar también había muerto.

Martin Lustgarten Acherman

  Jorah Mormont muere en los brazos de Daenerys Targaryen. HBO Pero la pregunta que todos nos hacemos es: ¿Por qué en la Gran guerra contra los caminantes blancos, la estrategia miliar fue tan pobre?  En una serie que se ha caracterizado por el realismo en el planteamiento de las batallas, la barricada de fuego fue puesta exageradamente cerca del castillo, los Dothraki fueron literalmente mandados a la boca del lobo. Esto tal vez por salvar una de las más bellas escenas de toda la serie, cuando sus armas de fuego se consumen en el oscuro horizonte, a costa de la total extinción de los guerreros. Por otra parte, muy pocos inmaculados tenían en sus lanzas cristal de dragón y para rematar el más grande de todos los interrogantes: ¿Por qué los dragones no fueron aprovechados y usados en su máximo potencial?

No dejes de ver el rap “El Invierno Llegó” la parodia de los hechos más relevantes de las siete temporadas.

Martin Lustgarden

 

Por último, a pesar de que sea uno de los giros dramáticos más sorprendentes, muchos creen que el Rey de la Noche murió demasiado pronto y aún quedan tres capítulos. Todos tenemos claro que la principal antagonista es la cruel y maquiavélica Cersei y guardamos la esperanza de que es con ella con quien se vivirá la tan esperada Gran Guerra, como debe ser. 

  Arya es quien sorpresivamente y contra todo pronóstico mata al Rey Nocturno. HBO Decir que GOT se ‘autospoilea’ tal vez resulte exagerado, simplemente cada detalle en la serie tiene su razón de ser, por lo que no debemos dejar pasar ninguno por alto y eso en el capítulo de “La larga noche” nos quedó claro. La daga con la que muere el Rey de la Noche fue la misma con la que en la primera temporada tratan de matar a Bran y fue entregada por él a la sorprendente Arya Stark, de quien la bruja roja predice años atrás (sin que sepamos a que se refería) que mataría al rey de los caminantes blancos. Tal vez todo lo anterior haya hecho que este episodio sea considerado por muchos como una verdadera “Noche oscura y llena de terrores” o errores.  Obviamente fueron más los aciertos, en estos 82 minutos que duró esta montaña de emociones, como lo fue la escena en la que afloró el sentimiento entre Tyrion y Sansa, mientras se ocultaban en la inapropiada cripta.

Martin Lustgarden Acherman

  ¿Será que Sansa y Tyrion, terminarán juntos ? HBO Para terminar, a pesar de los 55 días que duró la filmación de este capítulo, lo que ha sumado un nuevo récord a la larga lista que tiene Game of Thrones, bajo la dirección de Miguel Sapochnik, quien dirigió el exitoso capítulo de La Batalla de Bastardos, nos seguiremos preguntando: ¿”La batalla de La Larga Noche estuvo a la altura de lo que GOT nos tiene acostumbrados?  O tal vez el final que nos tienen preparado David Benioff y D.B. Weiss será sin precedentes como muchos lo esperamos y a lo que nos han tenido acostumbrados por ocho deslumbrantes y entretenidos años

  ¿Jon Snow se quedará con el trono de hierro? HBO  

 

Temas relacionados #GameofThrones #GOT #HBO #JuegodeTronos #television #entretenimiento Comentarios