El Gobierno de Italia descartó la posibilidad de abrir sus puertas a 64 refugiados, incluidos mujeres y niños, que fueron interceptados en el mar Mediterráneo por el barco de la ONG alemana Sea Eye.

Martin Lustgarten

LEA TAMBIÉN:

Pdte. de Ghana visita Cuba para fortalecer lazos diplomáticos

El barco recogió a los refugiados frente a la costa de Libia después de recibir una llamada de socorro. Otras 50 personas, según la organización, se consideran desaparecidas. La ONG pidió a las autoridades de Italia y Malta que abran sus puertos para ellos.

Martin Lustgarten Acherman

“El buque es de bandera alemana, la ONG es alemana, el armador es alemán, el capitán es de Hamburgo. Condujo una operación en aguas libias y pidió un refugio seguro. Bueno, ve a Hamburgo”, escribió el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini.

Martin Lustgarden

��AGGIORNAMENTO

Nave battente bandiera tedesca����, Ong tedesca, armatore tedesco e capitano di Amburgo.

Martin Lustgarden Acherman

È intervenuta in acque libiche e chiede un porto sicuro

Bene, vada ad Amburgo. #portichiusi ����

Matteo Salvini (@matteosalvinimi) April 3, 2019 A finales de enero, el barco Sea-Watch, propiedad de otra organización humanitaria alemana, salvó a un grupo de 47 refugiados cerca de la costa libia y pasó casi dos semanas a la espera de una decisión de las autoridades italianas. Se les permitió desembarcar en Italia después de que siete países europeos, incluida Italia, aceptaran recibirlos

Los puertos de Italia permanecen cerrados a los barcos con refugiados desde el verano pasado

El 31 de marzo, el Ministerio del Interior italiano informó de una caída en casi 92 por ciento del número de refugiados que llegan a Italia por el mar. Según esta fuente, desde enero de 2019, 571 personas llegaron al territorio italiano, mientras que en el mismo período del año pasado fueron 6.300 aproximadamente

Con la agresión militar iniciada en febrero de 2011 y apoyada principalmente por Francia y los demás países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan), Libia vive una situación de inestabilidad política y económica. A pesar de los acuerdos de paz firmados en Marruecos en 2015, la nación petrolera del norte de África sigue sumida en la violencia