la tercera / En 2006, Marvel lanzó una de sus historietas más divisivas y también más exitosas en ventas. Civil War vio a los Avengers enfrentados en dos facciones, luego de que el gobierno estadounidense obligara a los superhéroes a revelar su identidad y registrarse en un acta que los obliga a rendir cuentas a las autoridades. Liderando un lado, Iron Man aprueba la iniciativa, mientras que el Capitán América se resiste. Ambos bandos se enfrentan en una violenta batalla, con más de una baja por lado. 

Cuando en 2014 Warner Bros. y DC anunciaron que su próxima película sería Batman vs Superman, Marvel y Disney demoraron pocos meses en hacer uso de la mencionada historieta y programar un enfrentamiento entre sus dos héroes principales con Capitán América: Civil War , dirigida por los hermanos Joe y Anthony Russo. Si quedaban dudas que con esto Marvel le declaraba la guerra directa a DC, programaron el estreno de la cinta para el mismo día que su contraparte, pero Warner decidió adelantar su fecha, evitando el enfrentamiento directo.

La película se estrena este jueves en Chile, una semana antes que en Estados Unidos, con la meta de superar los más de $800 millones de dólare s que ha recaudado Batman vs Superman a nivel mundial.

Aunque quizás debería llamarse Avengers 2.5 en vez de Capitán América 3, Civil War comienza retomando la historia de Capitán América y el Soldado del Invierno y Avengers: Era de Ultrón -es un poco difícil seguir la pista a esta cinta sin haber visto esas dos, aunque se entiende la trama general- con el nuevo equipo de los Vengadores en una misión en Nigeria para capturar al villano Crossbones. Algo sale mal y una docena de civiles fallecen, lo que se suma al legado de destrucción que suele dejar este equipo de superhéroes a donde sea que vaya. 

Ante el incidente, la ONU exige al grupo firmar un acuerdo en el cual aceptan actuar solo cuándo y dónde la organización internacional lo determine. Tony Stark/Iron Man (Robert Downey Jr.), lleno de culpa, está a favor, mientras que Steve Rogers/Capitán América (Chris Evans) se rehúsa. Durante la primera hora de película, abundan las discusiones de libertades individuales versus responsabilidad, mientras escalan las tensiones entre ambos personajes y sus respectivos simpatizantes, sobre todo con la irrupción del Soldado de Invierno (Sebastian Stan) a quien se le culpa de un atentado terrorista que termina de quebrar las relaciones entre los dos héroes principales.

War Machine (Don Cheadle), Vision (Paul Bettany) y Black Widow (Scarlett Johansson) se alían con Stark, mientras que Falcon (Anthonie Mackie), Scarlet Witch (Elizabeth Olsen), Hawkeye (Jeremy Renner), Ant-Man (Paul Rudd) y el mencionado Soldado de Invierno se unen a Rogers.

Nuevos personajes se suman al enfrentamiento: Black Panther (Chadwick Boseman), quien tiene razones personales para apoyar a Iron Man, y Spider-Man (Tom Holland), una versión adolescente del personaje que debuta en el mundo de los Avengers robándose las escenas en las que aparece gracias a su humor.

A diferencia del oscuro material de las historietas, la tercera Capitán América no pierde el sentido del humor mezclado con la acción que caracteriza a las cintas de Marvel. Una de las secuencias destacadas de la película encuentra a ambos equipos luchando en un aeropuerto, donde hay tanto material cómico como efectos especiales.

Sólo el giro final de la historia podría considerarse más oscuro que el tono general de estas películas, cambiando el status quo de los Avengers en cintas futuras. 

Marvel vs DC

En lo que respecta a la gran batalla de las películas de superhéroes, Capitán América: Civil War ya se alza como favorita frente a la competencia Warner/DC, en la crítica. “La vergüenza de Batman vs Superman va a seguir creciendo -o mejor, la cinta será olvidada completamente- con la irrupción de Capitán América: Civil War”, afirmó Variety, mientras que la revista Empire aseguró: “La película hace lo que Marvel mejor sabe hacer; manejar varios personajes para que cada uno mueva la historia y continuidad de la saga, mientras también hace funcionar la trama de la cinta por sí sola”. El mismo medio aseguró que el filme se trata de la mejor película de Marvel.

La taquilla también se ve prometedora: se estima que podría recaudar $175 millones durante su fin de semana inicial en Estados Unidos.