Gracias la riqueza del idioma, los venezolanos han hecho del español un inmenso lago de expresiones coloquiales, modismos o argot popular que solo son comprensibles para quienes comparten la misma cultura, o venezolanidad.

 

Tal es el caso de frases como: “matar un tigre”, “dar la cola”, “jalar bola”, “cachifa”, “musiú”, etc.

 

Pero ¿qué significan estas y otras expresiones que de apenas oírlas, causan gracia a pesar de no ser inmediatamente comprensibles para el común de los hispanohablantes?

 

Acá te decimos el curioso origen y significado de cada una de ellas:

 

Matar un tigre

La expresión proviene de hace muchos años en los que un empleado venezolano recibe la encomienda de su patrón de hacer un trabajo “rápido y sencillo”. La encomienda sería pagada aparte de su salario. Los tigres de estas selvas y montes venezolanos son pequeños, también se le conoce como “cunaguaros”. Al llevar a cabo la encomienda, el empleado cuenta un compañero lo siguiente: “Hoy maté un tigrito, fue dinero fácil y rápido”.

 

Dar la cola

La frase parece venir de la época de la independencia, los soldados para descansar de largas caminatas, pedían a los compañeros a caballo dar un aventón en la “grupa” o “cola” del caballo.

 

Jalar bola

Distinto a lo que se cree, la frase de tono vulgar, no proviene del gesto de halar los testículos. Se cree que viene de las viejas cárceles del país, en la que los presos llevaban atadas a sus pies unos grilletes. Aquellos convictos que poseían un nivel alto en la sociedad o sencillamente, más dinero, podían costear el pago de otro preso que les ayudara a mover la pesada bola.

 

Cachifa

Una palabra que proviene del inglés “K-chief”: Jefe de cocina; y que ha llegado hasta nosotros como cachifa. Se utiliza para identificar a las mujeres que prestan la labor de servicio y limpieza en la casa.

 

Musiú o musió

Palabra que proviene del francés “Monsieur”: señor. Usada por el venezolano para identificar al extranjero o  persona con apariencia de forastero.

 

Chévere

Antropólogos y lingüistas como Fernando Ortiz y Alexis Márquez, sugieren que el término “chévere” proviene del árabe “Sebede” que siginifica: “vestirse bien”. Otros sugieren que proviene del idioma africano, yoruba, “ché egberi” que significa “algo bueno”.

 

Corotos

Se dice que el expresidente Antonio Guzmán Blanco, poseía diversos cuadros del artista francés, Jean Baptiste Corot. A cada mudanza o cambio de lugar de las pinturas, Guzmán Blanco advertía a sus empleados lo siguiente: ¡Cuidado con los Corots! Con el fin de que tuvieran cuidado al embalar y trasladar. La palabra se fue generalizando y aplicaba luego a todo objeto de la casa.

 

(LaIguana.TV)