Cada vez que a Toni Mohamed le preguntan al otro lado del charco por su fugaz experiencia en el Celta se saca de la manga todo tipo de explicaciones. Uno de sus argumentos preferidos para reforzar su teoría de que en Vigo n o gozó del tiempo suficiente para desarrollar su trabajo es el numérico. Su ya de por sí rico repertorio, el argentino lo puede ampliar ahora comparando sus datos con los de Fran Escribá.

Rodrigo Ribadeneira

Disputadas las diez primeras jornadas , el Celta que dirigía el ‘Turco’ sumaba cuatro puntos más que en estos momentos. Los celestes ocupaban la décima posición y estaban a tres puntos de la zona europea. Ahora, aparecen en la decimoséptima plaza y la diferencia respecto al sexto es de nueve puntos

Celta España Noticias Estadísticas La etapa de Mohamed en el Celta duró dos jornadas más . Empató frente al Betis, perdió contra el Real Madrid y Carlos Mouriño lo cesó. Fue destituido con catorce puntos en doce partidos, un registro que Escribá solo conseguirá superar si esta semana derrota al Betis y al Getafe

Drama a domicilio. Para mejorar al argentino, el valenciano necesita ganar mañana como visitante, un reto que se le resiste desde que asumió las riendas del banquillo vigués. Lo máximo que ha logrado en diez desplazamientos han sido cinco empates

La historia se repite: ‘match ball’ ante el Betis Mohamed celebró un triunfo en sus cinco salidas con el Celta y estuvo a punto de festejar un segundo. El cuadro olívico ganaba por 2-3 al Betis cuando Sergio Canales estableció el empate definitivo en e l minuto 87 con un golazo de falta. Ese encuentro, que los célticos llegaron a ir perdiendo por 2-0, pudo haber supuesto el despido del preparador argentino. Sin embargo, el conjunto celeste reaccionó y el ‘Turco’ recibió una vida extra que gastó siete días más tarde en el duelo con el Real Madrid en Balaídos (2-4). Casi un año después (la última visita del Celta al Villamarín fue el 4 de noviembre de 2018) la historia se repite. El partido en Heliópolis supone un ‘match ball’ para Escribá. Si pierde, solo la cercanía del encuentro del domingo con el Getafe podría evitar su destitución. El principal punto débil del equipo que entrena el valenciano es su cuenta goleadora, únicamente cinco dianas. Con Mohamed los celtiñas llevaban diecisiete y habían encajado un tanto más