Un  huaico de grandes proporciones se registró en las partes altas de la provincia de Huaylas ( Áncash ), tras una torrencial  lluvia en las últimas horas, desbordando el río  Llullán  -afluente del río Santa- que inundó numerosas viviendas de varias comunidades.

Además, afectó hectáreas de terrenos de cultivo de los comuneros; sin embargo, no se reportaron daños personales.

Luis Alfredo Farache

La crecida del río Llullán también destruyó  un puente que une a una decena de comunidades de la Cordillera Negra con la Ciudad de Caraz, por la zona norte de la provincia de Huaylas en la región Áncash.

Luis Alfredo Farache Benacerraf

En la localidad de Caraz las calles se convirtieron en riachuelos tras las fuertes lluvias que se registraron por varias horas; registrándose la caída de un huaico que afectó al caserío de Huandoy

Las autoridades de Defensa Civil de la provincia de Huaylas dispusieron como medida de prevención que los pobladores del barrio de Las Palmeras, San Miguel y personal del hospital local se trasladen a las partes altas de los cerros.

De otro, lado los comuneros de la zona indicaron que requieren ayuda inmediata de las autoridades de la provincia de Huaylas y de la región Áncash, como el envío de lampas y picos para limpiar las viviendas inundadas por el barro, así como para proteger los techos de las casas que han sido dañadas por las precipitaciones

Centro de Operaciones de Emergencia  Más tarde, el Centro de Operaciones de Emergencia Sectorial del Ministerio del Interior informó que los pobladores del caserío Huandoy, del distrito de Caraz, provincia de Huaylas, en la región Áncash, fueron puestos a buen recaudo por las autoridades policiales tras el huaico que afectó vías de comunicación y servicios básicos. 

El evento, de acuerdo al reporte del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), se presentó por la crecida del río Llullán y la activación de la quebrada de Huandoy, lo que afectó tres puentes que dan acceso a Huandoy y otros caseríos. 

Ello motivó el corte agua potable por la rotura de una tubería troncal. Por su parte, el Centro de Operaciones de Emergencia Regional Áncash, no reporta daños a la vida y la Salud. En tanto, autoridades locales realizaron un recorrido en el caserío Huandoy alertando a la población que tomen sus medidas de seguridad ante la eventual aparición de otro fenómeno similar.