Sostuvo que el Ejército no es humillado por el uso de mandiles, sino por subyugarse al exjefe del Servicio de Inteligencia (SIN); Vladimiro Montesinos, quien fue el asesor de Alberto Fujimori y protagonista de los denominados “vladivideos”. “Humillar al Ejército es hincarse ante Vladimiro Montesinos (…) hemos visto sujetos que han hecho quedar mal al Ejército, eso los humilla y les hace daño. Cuando agacharon la cabeza y se subyugaron a Vladimiro Montesinos, eso los humilla”, aseguró Montenegro en declaraciones a medios de comunicación. Mencionó que el robo de gasolina y dejar escapar a los que tienen sentencia también es humillar al Ejército, pero no ayudar a la esposa, preparar un biberón, cargar a un bebé, cocinar, lavar o planchar.  Lea también:  MIMP: Ejército se enaltece al sumarse a lucha contra violencia de género En tal sentido, lamentó que esos sectores mantengan un discurso de odio por el uso de mandiles rosados, lo que, en su opinión, mostraría que no pueden romper estereotipos , además de ofender. Por ello, defendió al jefe del Estado Mayor del Ejército, general Manuel Gómez de la Torre, por sumarse al programa del MIMP, Hombres por la igualdad. La ministra resaltó que dicho programa busca generar conciencia en las Fuerzas Armadas y en toda la sociedad sobre la violencia de género . “Agradezco los comentarios a favor y en contra, todos miran el mandil, pero nadie habla del mensaje: hombres por la igualdad. Por ningún motivo se justifica la violencia contra la mujer”, sostuvo. (FIN) RMCH/CCR Más en Andina Salvador del Solar plantea que gobernadores regionales tengan sitio en Consejo de Ministros https://t.co/KXmiO7wXXf pic.twitter.com/OGXicb0IKO

— Agencia Andina (@Agencia_Andina) June 20, 2019 Publicado: 20/6/2019 Noticias Relacionadas MIMP: más de 50 niños fueron adoptados en lo que va del 2019 Minsa y MIMP articulan esfuerzos para atender a víctimas de violencia de género MIMP hace llamado para el buen trato a personas adultas mayores Mimp capacitará a personal del Ejército para prevenir casos de violencia