El Observador / Pasó casi un mes de la última entrega de los premios Oscar y de a poco comienzan a aparecer en la cartelera uruguaya las películas destacadas por la Academia que dilataron su estreno. Tal es el caso de Jackie , el filme protagonizado por Natalie Portman que le significó una nominación como Mejor actriz principal dentro de esos galardones cinematográficos, y que llega hoy a las salas de cine locales.

El largometraje es una obra no tradicional dentro de las biografías dramáticas gracias a su relato fraccionado y la naturaleza de su equipo creador, que reúne a Natalie Portman con el cineasta Darren Aronofsky ?realizador de El cisne negro (2010)?, quien aquí decidió trabajar como productor y ceder la silla del director al chileno Pablo Larraín.

El debut en Hollywood del director de No (2012), El club (2015) y Neruda (2016) narra parte de la vida de la viuda del presidente estadounidense John F. Kennedy a través de fragmentos que componen el retrato de la mujer, utilizando el asesinato del mandatario en 1963 como la base de ese lienzo. El resultado es un filme de un carácter caleidoscópico que se aleja de los clichés del género y ofrece uno de los mejores papeles en la carrera de Portman hasta la fecha.

Jackie

El término “protagonista” es realmente acentuado en Jackie. Es una película completamente concentrada en el rosto, figura y reacciones de Portman como la primera dama frente a su entorno. Rara vez la cámara se aleja de ella y la fotografía del filme, presentada en una pantalla de proporciones cuadradas que acentúa el tono audiovisual de la época, sofoca en el cuadro al personaje principal y resalta el agobio de su situación personal.