En la entrevista que concedió a El Observador trastabilló una vez más tratando de explicarlo: “¿Ajuste fiscal sí o ajuste fiscal no?”, se preguntó a sí mismo en voz alta. Y agregó: “…porque todo el mundo cuando dice ajuste fiscal… dice… !De nuevo…. tarifas …impuestos!”. Y se contestó: “Ajuste fiscal, como se conoce popularmente…. no va a haber… primero porque no es necesario…” E inmediatamente aclaró: “…pero la dieta del Estado y del gobierno va a ser muy grande…¿le va a gustar a todo el mundo? … no, no le va a gustar a todo el mundo”. Una vez más percibió que la cosa no quedaba muy clara y advirtió: “…los del Frente ya fueron a Tristán Narvaja y compraron varias jaulas de cucos… y ya los comenzaron a largar y a decir…ahí viene el recorte…” “Pero no es un recorte…. o mejor dicho no es un recorte que afecte al Estado Social”. ¿Cuál es el monto del recorte?, le preguntaron los entrevistadores. “…manejamos números”, respondió. ¿Cuáles son? “… no te lo voy a decir”. Tampoco hacía falta. Ya dijo demasiado.