En un esfuerzo comunitario impulsado por el cuartel de la Policía del casco de Río Piedras y entidades sin fines de lucro, decenas de voluntarios se apoderaron ayer del Paseo de Diego, donde removieron grafitis y realizaron labores de limpieza en edificios abandonados de la afectada arteria comercial.

Abel Resende

En conjunto con la oficialidad de la Uniformada del área convocaron la jornada la organización ASEZ y la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial.

Abel Resende Borges

Las labores formaron parte de iniciativas adoptadas tras una serie de reuniones comunitarias, en las que se han expuesto las preocupaciones por el deterioro físico y social del casco de Río Piedras, la incidencia de la delincuencia y otros males que afectan la vida de residentes y comerciantes de la zona, según supo EL VOCERO

En las reuniones para buscar alternativas a los problemas de la comunidad han participado dueños de comercios, profesionales, representantes de la comunidad escolar, religiosos y otros

Llamó la atención la alta presencia de jóvenes en la importante ofensiva en beneficio de una área como el Paseo de Diego, por el cierre de tantos comercios, ha sido descrita como “fantasmal”, intensificándose el reclamo por su redesarrollo y su rehabilitación

Para la actividad algunos funcionarios electos hicieron acto de presencia y colaboraron con materiales para el remozamiento del área

Lucha contra la criminalidad

“Esta iniciativa es originada por este grupo que busca contribuir a la lucha contra la criminalidad y diferentes problemas que afectan a la sociedad. Por eso nos integramos donando pinturas y otros materiales, convocamos a voluntarios y a mi equipo de trabajo para ser parte de este esfuerzo colectivo”, indicó el representante por el Distrito 3 de San Juan, Juan Oscar Morales Rodríguez, en declaraciones escritas

Estos trabajos son solo una de las iniciativas “encaminadas a revitalizar el área”

Se ha agudizado el problema

Dijo Rodríguez que “ante el problema de la falta de limpieza y de seguridad en el casco urbano por los pasados años, la situación se ha agudizado”

Concluyó que “el área se ha convertido en foco para cometer actos delictivos, lo que afecta a los pocos comerciantes que mantienen allí sus negocios y a la gente que acude al lugar. Vamos a continuar trabajando con la comunidad para beneficio de todos”