Vida & Psicología

Panamá busca más datos locales sobre la efectividad de las vacunas

El porcentaje de letalidad por la Covid-19 de los pacientes en terapias de reemplazo renal (hemodiálisis y diálisis peritoneal) en el país disminuyó al 14% durante el segundo trimestre de este año, mientras que en el primer trimestre fue del 33%

Científicos panameños buscan conocer la efectividad y seguridad de las vacunas contra la enfermedad Covid-19 que se administran en el país, como parte de los estudios de vigilancia o fase cuatro que se desarrollan después de que los productos biológicos han sido aprobados por las agencias regulatorias.

Hay dos estudios sobre las vacunas contra la Covid-19 en marcha y otros están en discusión con las empresas farmacéuticas Pfizer/BioNTech y AstraZeneca/Universidad de Oxford.

Así lo informó Eduardo Ortega Barría, secretario nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación y asesor del Consorcio de Investigación de Vacunas Covid-19 Panamá, quien detalló que el país estableció conversaciones con los laboratorios farmacéuticos para la realización de estudios de efectividad y seguridad.

Añadió que estos estudios serán realizados por científicos panameños, con apoyo de las empresas farmacéuticas. Todo el protocolo de investigación es realizado por los científicos del país, quienes deben presentar los requisitos solicitados al Ministerio de Salud (Minsa) y cumplir con los procesos para realizar un estudio en el país, aclaró.

Además, en Panamá hay dos grupos investigadores que ya realizan estudios para evaluar la efectividad y seguridad de las vacunas administradas en la población: Pfizer/BioNTech y AstraZeneca/Universidad de Oxford.

El primer grupo, integrado por médicos de la Sociedad Panameña de Nefrología e Hipertensión, realiza el estudio en pacientes con insuficiencia renal en diálisis; y el segundo, conformado por expertos en farmacología y toxicología de la Universidad de Panamá, se centrará en personas vacunadas en las fases uno y dos del plan de vacunación, que empezó el pasado 20 de enero.

Impacto de la vacunas: resultados prometedores

El estudio en pacientes con insuficiencia renal, liderado por la presidenta de la Sociedad Panameña de Nefrología e Hipertensión, Karen Courville, incluye unidades de hemodiálisis de las provincias de Panamá, Panamá Oeste, Colón, Coclé, Herrera, Los Santos, Chiriquí y Veraguas.

Actualmente, la Caja de Seguro Social cuenta con 14 unidades de hemodiálisis y el Ministerio de Salud con 4.

Courville sostuvo que, a la fecha, el estudio demuestra que las vacunas han logrado disminuir la letalidad por la Covid-19 en este grupo específico de la población.

El porcentaje de letalidad por la Covid-19 de los pacientes en terapias de reemplazo renal (hemodiálisis y diálisis peritoneal) en el país disminuyó al 14% durante el segundo trimestre de este año, mientras que en el primer trimestre fue del 33%.

Courville explicó que la letalidad de los pacientes durante los dos últimos trimestres del año 2020 y el primer trimestre de 2021 se mantuvo por arriba del 25%, es decir, muy por encima del promedio de letalidad del país, que se situó entre el 1.4 % y el 3.3% (este último porcentaje, cuando hubo los dos picos anteriores de la pandemia).

Agregó que en esta tercera ola de casos las salas de hospitalización casi no tuvieron pacientes de diálisis como el año pasado.

La Sociedad Panameña de Nefrología e Hipertensión espera tener en septiembre próximo más resultados parciales del estudio.

En el otro estudio, los investigadores evaluarán durante 24 meses la seguridad de las vacunas contra la Covid-19 aplicadas en la población panameña en las fases 1 y 2 del plan de vacunación, mediante un proceso de farmacovigilancia activa, utilizando una supervisión o monitoreo de eventos ligados a un cohorte.

Este estudio es encabezado por la científica Hildaura Acosta, especialista en farmacología y toxicología de la Universidad de Panamá, y cuenta con el apoyo de un equipo de más de 18 colaboradores, tanto nacionales como internacionales.

Durante este estudio, los científicos buscan caracterizar el perfil de seguridad de las vacunas, identificar los factores de riesgo asociados a la aparición de reacciones adversas conocidas y las nuevas que se detecten.

El objetivo es recabar información de las vacunas

Ivonne Torres Atencio, directora de Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá, explicó que en la fase cuatro se continúa evaluando las vacunas después de la autorización y comercialización, con la finalidad de seguir recabando información para reforzar su seguridad y eficacia, con una muestra mucho mayor de personas. En esta fase pueden aparecer efectos adversos que no se han visto en fases anteriores, precisamente porque son menos frecuentes.

La científica indicó que, como parte de sus compromisos, el país debe colaborar en la recolección de datos y dar seguimiento de seguridad y eficacia a través de las plataformas de farmacovigilancia, como Noti-Facedra del Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica y República Dominicana en el portal notificacentroamerica.net/n/Pages/mapa.aspx#no-back-button.

Igualmente, Panamá tiene un sistema de farmacovigilancia en el que deben reportarse los eventos supuestamente atribuidos a la vacunación anticovid.

Y las agencias regulatorias, como la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), la Administración Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), entre otras, brindan seguimiento de farmacovigilancia a las vacunas y medicamentos.

MÁS INFORMACIÓN

Share this: Haz clic para compartir en Twitter (Se abre en una ventana nueva) Haz clic para compartir en Facebook (Se abre en una ventana nueva) Me gusta esto: Me gusta Cargando… Relacionado

Más de tips Femeninos