CARACAS – Alemania, España, Francia, Gran Bretaña y Holanda se encuentran estudiando la posibilidad de aprobar más sanciones contra el gobernante, Nicolás Maduro, junto con sus altos funcionarios, como forma de respuesta antes las medidas que ha tomado contra la oposición  venezolana.

Sin embargo, dentro de este grupo existen divisiones acerca de cuándo será el momento ideal de implementar las medidas, debido a que podrían obstaculizar los diálogos que sean realizados en Oslo, Noruega, entre la oposición y el gobierno, para negociar una salida a la crisis que atraviesa el país.

Así lo revelaron fuentes informadas a The Associated Press. Las medidas que podrían desarrollar los países europeos, de acuerdo a diplomáticos y miembros de la oposición venezolana con conocimiento de los planes, son restricciones de viajes y financieras.

Antes de aprobar las medidas, estos países tendrán que presentar sus propuestas al Consejo Europeo, para que las evalué y considere.

Existe un mayor consenso para sancionar a miembros importantes de las fuerzas armadas y del sistema judicial, quienes han sido fundamentales en la detención de los aliados del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

“Nuestra prioridad no es imponer nuevas sanciones, pero tampoco relajar la presión de las existentes a miembros del gobierno venezolano”, puntualizó un alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores de España.