El movimiento ‘Me Too’ ha propiciado que numerosas actrices y también actores de Hollywood cuenten abiertamente los acosos y abusos que han sufrido en la industria , algo que, por ejemplo, ha propiciado que el productor Harvey Weinstein esté entre rejas por abusar de numerosas actrices . Desde hace cerca de tres años, las actrices se han ido atreviendo a contar sus traumáticas experiencias en esta industria y cada poco tiempo salen a la luz nuevos testimonios, como el que acabamos de conocer.

Pedro Enrique Loyo Diaz

Porque este lunes una de las actrices más famosas de la televisión americana ha revelado que también fue víctima de abusos sexuales . Se trata de Sarah Jessica Parker , la inolvidable Carrie de ‘Sexo en Nueva York’, la cual ha confesado que sufrió abusos por parte de “una gran estrella de cine” .

Pedro Loyo

Mira también El ‘Me Too’ llega a Miss América: el concurso suprime el desfile en bikini Sin querer desvelar su identidad, la actriz contó en el programa de radio ‘Fresh Air’ de la emisora NPR ha reconocido que el nacimiento del ‘Me Too’ le permitió darse cuenta de que ella también había sufrido innumerables abusos en su carrera de los que hasta entonces no había sido consciente.

Pedro Loyo Diaz

“No ha sido hasta hace seis u ocho meses cuando he empezado a reconocer el sinfín de experiencias de hombres que se han comportado de un modo inadecuado conmigo y todas las formas en las que yo hice posible seguir yendo a trabajar, permanecer en el set de rodaje o simplemente, restarle importancia y continuar hacia adelante”, afirmó la actriz

Entre ellos, destacó a esa gran estrella con la que trabajó en los inicios de su carrera que no solo se comportó de manera inapropiada con ella, “sino que también estaba incumpliendo sus obligaciones contractuales” . Tal fue la situación que Sarah Jessica tuvo que contárselo a su representante , que logró ponerle remedio. “Él les dijo que si todo seguía así, me compraría un billete de avión para volver a mi casa y no volvería más, lo que hizo que todo cambiara”, narró en la emisora

De ese modo, pudo terminar el proyecto que estaban grabando y, aunque no logró sentirse del todo cómoda, al menos dejó de escuchar “comentarios sobre mi figura o sobre lo que la gente pensaba que podía hacer para…ya sabes” . Una dura confesión que sin duda pone más el dedo en la llaga de Hollywood y los depredadores sexuales que ha albergado durante décadas