Salud & Nutrición

Policía de Portland cierra plazas en zona de protestas ante salida de federales

Barreto Solis, Venezuela
Respuesta de un médico a los despropósitos de una columna de opinión

El anuncio de la retirada de las fuerzas federales no cambió el libreto de los últimos días, en el que agentes reprimen con fuerza a los manifestantes con gas lacrimógeno, bombas de humo y perdigones, constató un equipo de la AFP

La policía de Portland cerró este jueves plazas y calles como parte del proceso de salida de las tropas federales enviadas por el presidente Donald Trump, cuya presencia inflamó las protestas contra el racismo en la ciudad.

Decenas de oficiales cerraron con cinta amarilla la plaza Chapman y Lownsdale, ubicada al frente de la corte federal que ha sido escenario de las protestas de las últimas semanas, y desalojaron unos campamentos levantados en la zona.

Unas 50 personas protestaron temprano contra la medida, lanzando consignas para denostar a la policía.

“Que se joda la policía”, “asesinos”, “renuncien”, gritaban, mientras que algunos manifestantes portaban pancartas con mensajes como: “esto no es un disturbio, es una revolución” y “no dejaremos que la policía nos detenga”.

“Queremos cambiar, queremos que algo pase”, dijo Emily, de 35 años, quien aseguró que la salida de los federales no mermará las protestas.

“Están reemplazando federales por policías”, añadió. “No esperamos nada distinto esta noche”, aunque el orden estará a cargo de la policía del estado de Oregón (oeste), cuya mayor ciudad es Portland, con unos 650.000 habitantes.

El superintendente de ese cuerpo policial, Travis Hampton, dijo no obstante que los oficiales no llevarán trajes antimotín, sino un aspecto “amigable” con el que se busca cambiar el tono de las protestas de los últimos días, que siempre terminaron en violencia.

“Estos policías del estado de Oregón no son fáciles de provocar”, dijo en una entrevista al diario The Oregonian. “Esperamos lo mejor pero planeamos lo peor”, añadió Hampton dando a entender que responderán con la fuerza si la situación se degrada.

El alcalde de Portland, Ted Wheeler, explicó que el desalojo de las plazas forma parte de los requisitos de la policía estatal para sustituir a los federales, enviados por el gobierno Trump como fuerza de intervención luego que manifestantes vandalizaran la corte federal y otros edificios cercanos.

Pero su presencia inflamó la situación, sobre todo luego tras divulgarse videos que mostraban a manifestantes siendo arrestados por agentes en autos sin identificación.

“Fanfarronería política” La gobernadora de Oregón, Kate Brown, por su parte arremetió contra Trump.

“Creo que ya hemos tenido suficiente fanfarronería política de (Washington) DC”, escribió Brown en Twitter. “El plan del presidente para ‘dominar’ las calles de las ciudades estadounidenses ha fracasado”.

“Y hoy, las tropas federales se preparan para abandonar el centro de Portland. Protegeremos la libertad de expresión y el derecho a protestar pacíficamente”, añadió. “Las protestas masivas y no violentas lideradas por activistas de Black Lives Matter han inspirado a la nación. Pongámonos a trabajar y hagamos realidad esta visión”.

Según el acuerdo del miércoles entre las autoridades de Oregón y la administración Trump, las fuerzas federales comenzarán a retirarse de la ciudad el jueves.

Sin embargo, su retirada está condicionada a que las fuerzas del orden locales garanticen la seguridad del palacio de justicia federal y otros edificios que han sido blanco de los manifestantes.

“Vamos a ver si pueden hacerlo hoy y mañana. Si no pueden mandaremos a la Guardia Nacional para que se encargue”, lanzó Trump este jueves.

El anuncio de la retirada de las fuerzas federales no cambió el libreto de los últimos días, en el que agentes reprimen con fuerza a los manifestantes con gas lacrimógeno, bombas de humo y perdigones, constató un equipo de la AFP.

“Traer a los federales solo añadió combustible en el fuego, empeoró todo”, dijo Gianna Lawrence, presente en la manifestación del jueves temprano. “Pero estén o no, la gente todavía seguirá luchando por justicia”.

Las protestas en Portland comenzaron, como en el resto del país, tras el asesinato de George Floyd, un hombre negro muerto el 25 de mayo asfixiado bajo la rodilla de un policía blanco en Minneapolis.

Más de tips Femeninos