Seguramente, en algún momento has escuchado frases como “Chupas como mujer “, que en otras palabras significa: beber es un asunto principalmente masculino .

A pesar de que es ahora común ver a una mujer sosteniendo un cigarrillo o una botella de cerveza -cuando en el siglo pasado era una señal de subversión – aun existen fuertes estereotipos de género sobre el consumo de alcohol en Ecuador y en varias partes del mundo.

Así lo evidenció un estudio de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), realizado a jóvenes españolas de 16 a 24 años: las chicas se sienten mucho más preocupadas por lo que piensan sus padres y mucho más culpables si consumen alcohol, a diferencia de los hombres.

“Cuando ellas consumen se exponen a un juicio social mucho más severo que afecta al conjunto de su identidad, como ‘mujer descontrolada’, ‘poco femenina’ o que ‘busca lo que no debe’ “, concluyó también la investigación.

Para la antropóloga Patricia Martínez , es normal ver a un hombre tomar hasta llegar al ‘chuchaqui’, algo que no sucede con las mujeres.

“La mujer que bebe rompe con lo que se espera de ella, con el estereotipo de buena madre, buena esposa, buena hija… Por este motivo, a una fémina se le va a juzgar más duramente que a un hombre”, dijo la experta, en una entrevista con diario El País.

También, si salir del alcoholismo es una meta complicada, en el caso de las mujeres es aun mayor, a criterio de Martínez: “es frecuente el rechazo en su núcleo familiar y que no obtenga ningún tipo de ayuda en el cuidado de sus hijos , hasta el punto que los servicios sociales le acaben retirando la custodia . Esta situación hace que muchas mujeres ni se planteen someterse a un tratamiento , por el pánico a que les quiten a sus hijos”.

En Ecuador , existe una brecha considerable en el el consumo de alcohol por género: De las 912.000 personas de 12 años y más que afirmaron consumir alcohol, e l 89,7 % son hombres y solo el 10,3 % mujeres , según el último reporte del INEC sobre este tema.

Las personas que más ‘chupan’ en nuestro país son aquellas que tienen entre 19 y 24 años de edad (12 %). Después, están las de 25 a 44 años (11,5 %).