La guerra entre bandas delictivas generó el pánico en las cercanías del puente binacional Simón Bolívar. (Foto/Archivo) La guerra entre bandas delictivas generó el pánico en las cercanías del puente binacional Simón Bolívar. (Foto/Archivo) Habría sido el reciente asesinato de un supuesto colectivo, lo que originó sed de venganza entre sus compañeros y seguidamente un enfrentamiento a tiros con otro grupo paramilitar rival, poco antes del mediodía del viernes, debajo del puente internacional Simón Bolívar, en el cual resultó herida en la espalda, una dama, al ser blanco de una bala perdida. Aunque como hipótesis de la balacera, se dijo inicialmente que el móvil podría obedecer a una situación relacionada con el contrabando que realizan o con los cobros que efectúa cada grupo, a las personas que por una u otra razón se ven obligadas a cruzar a través de las trochas, ya sea desde Venezuela a Colombia o desde el vecino país a este, para comprar alimentos o medicinas, las autoridades neogranadinas manifestaron que se trató de un ajuste de cuentas entre los dos grupos por el homicidio de un colectivo, en el lado venezolano, según la información que manejó Caracol. Sin embargo sobre este particular no ofrecieron mayores detalles, quién era esta persona, cuándo y cómo la mataron, solo se asegura que los disparos iniciaron en territorio venezolano y fueron respondidos desde el vecino país. Por su parte, el coronel José Luis Palomino, comandante de la Policía Nacional de Cúcuta, señaló que la balacera se registró en le trocha La Marranera, otras autoridades colombianas, como el director de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento, informaron que tras el suceso, el sector de La Playita y La Parada, fueron ?barridas? por los uniformados y efectivos del Ejército neogranadinos, pero no hallaron nada, ya todo se encontraba ?en completa normalidad?. En cuanto a la dama que fue una víctima inocente del enfrentamiento, pese a que resultó herida en la espalda, fue trasladad a y atendida en el Hospital Universitario Erasmo Meoz (HUEM), de Cúcuta, donde lograron estabilizarla, y se encontraría fuera de peligro. De ella tampoco se aportaron datos, pero sería una de la gran cantidad de personas que sobre el puente, se vieron sorprendidas por las detonaciones, obligándolas, presas del pánico, para reguardar sus vidas, a lanzarse al piso, durante los varios minutos que duró el intercambio de disparos. En relación al tema, transcurridas las horas, ninguna autoridad venezolana se había pronunciado al respecto. (MB)