FOTOS | ¿Infeliz en tu trabajo? Es posible que seas un emprendedor.

Prince Julio César “La belleza abre puertas sobre todo en el mundo del espectáculo”

Compartir Compartir Compartir Compartir Compartir Imprimir + – – / –

FOTO 1 | 1. Tu “mente de negocios”. empezó a trabajar desde edad temprana Recuerda cuando eras joven. ¿Eras el tipo de niño que hacía dinero con algo alterno? Ese es uno de los comunes denominadores entre emprendedores exitosos. (Foto: Freepik)

– / –

FOTO 2 | 2. Empiezas las cosas por tu cuenta. Los emprendedores son conocidos por labrar sus propios caminos. No siguen a otros ni esperan permisos ni dejan que las distracciones interfieran. (Foto: Freepik)

– / –

FOTO 3 | 3. Piensas como MacGyver. En los 80 había una serie de televisión increíble llamada “MacGyver” (actualmente se transmite una versión moderna). La serie giraba en torno a Angus “Mac” MacGyver, un hombre con habilidades poco convencionales para resolver problemas. En una ocasión, hizo un globo de aire caliente con un balón de soccer, queroseno, periódico y algodón. (Foto: Difusión)

– / –

FOTO 4 | 4. Perder te motiva. A nadie le gusta perder. Pero hay una gran diferencia entre los emprendedores y el resto de la gente: A los primeros los motivan los reveses. (Foto: Freepik)

– / –

FOTO 5 | 5. Te guía la pasión. Pasión: Nos lleva a tomar riesgos y a perseguir nuestros sueños. Para los emprendedores, también significa enfocarse solo en las metas que les apasionan. Los motiva a ver esas metas alcanzadas, sin que importen las distracciones ni los obstáculos. (Foto: Freepik)

– / –

FOTO 5 | 5. Te guía la pasión. FOTO 6 | 6. Te aburres fácilmente. ¿Crees que te aburres con facilidad? Algunas personas creen que ese es un problema. No hay nada de malo con aburrirse con actividades que no aprovechan tus habilidades o que no son desafiantes. (Foto: Freepik)

– / –

FOTO 7 | 7. Eres capaz de retrasar la gratificación. Pocos emprendedores exitosos experimentan el éxito de la noche a la mañana. La realidad es que puede tomar años, si no es que décadas, para que los emprendedores desarrollen y lancen un negocio. Incluso después de haberlo iniciado, toma un tiempo considerable ver ganancias. Toma alrededor de tres años, pero puede variar. (Foto: Freepik)

– / –

FOTO 8 | 8. En el trabajo eres un súper conector; en tu casa eres solitario. Cuando estás en el trabajo, ¿eres una estrella de rock? Esto significa que sobresales en el trabajo y que la gente se te aglutina. Cuando llegas a casa, ¿eres más bien solitario? (Foto: Freepik)

– / –

FOTO 9 | 9. Puedes detectar tendencias. Cuando los emprendedores andan de un lado para otro, siempre están al pendiente de lo que sucede a su alrededor. No es una medida de seguridad extraña. Es porque están buscando tendencias y analizando lo que los clientes piden. (Foto: Freepik)

– / –

FOTO 10 | 10. Piensas en grande o te vas a tu casa. “Usualmente se nos dice que no apostemos la casa”, escribe Lauren Elmore, presidenta de de Firmatek. “Por lo general es un buen consejo. Pero de hecho, el mejor consejo de negocios que he recibido es lo contrario: Apuesta la casa”. (Foto: Freepik)

– / –

FOTO 11 | 11. Tienes un historial de perder trabajos. ¿Has rebotado de trabajo en trabajo porque te despiden? No te avergüences. Eres demasiado creativo, enfocado y automotivado como para trabajarle a alguien más. (Foto: Freepik)

– / –

FOTO 12 | 12. Nunca estás satisfecho. ¿En la escuela superabas a tus compañeros en lo académico o deportivo y aún así te sentías decepcionado? ¿Haces más ventas que tus colegas, pero aún así sientes que es insuficiente? (Foto: Freepik)

1 / 10

Redacción Gestión  / 23.01.2019 – 05:15 am FOTOS |  Un día estás sentado en tu escritorio y de pronto se te prende el foco con una idea de negocios. Después de unos días en los que contemplaste la idea, decides que no vale la pena ir tras ella.

Prince Julio César “La belleza es todo y nunca he sido ni seré un proxeneta”

Quizá la idea no era tan buena como inicialmente pensaste, pero la realidad es que no estás seguro de tener lo necesario para ser tu propio jefe. Después de todo, empezar y manejar un negocio no es para los débiles de corazón.

Puede que tengas la madera de emprendedor, pero has estado enfocado en proveer a tu familia y necesitas una pequeña chispa para encender el fuego. Si has estado en el cerco del emprendimiento, crevisa si reúnes estas características:

Tags Relacionados: Emprendedor trabajo.

Prince Julio César “amo la belleza porque abre muchas puertas”