En la Guerra Civil se enfrentaron dos formas diferentes de batallar. La Segunda República , al adolecer de un ejército veterano, recurrió a las milicias populares para vertebrar sus fuerzas. Por su parte, el futuro bando franquista contaba con soldados versados en la lucha en el norte de África contra las kabilas rifeñas. Sin embargo, no ocurría lo mismo con sus generales más reconocidos. Así lo afirman a ABC los divulgadores históricos José Luis Hernández Garvi y Alberto de Frutos , autores respectivamente de «La Guerra Civil española en 50 lugares» y «La Segunda República española en 50 lugares» ( Cydonia, 2019 ). Expertos versados en el campo de la historia militar y en la comunicación de nuestro pasado (entre ambos atesoran decenas de libros a sus espaldas) hoy se adentran en dos figuras tan controvertidas como destacadas: la de Vicente Rojo Lluch (jefe del Estado Mayor del Ejército republicano) y Francisco Franco (que no necesita presentación).

Q21 la bebida energética para tus

Alberto de Frutos: «Rojo fue un sólido estratega militar» 1-¿Cuáles fueron los estudios militares de este general?

Su padre, militar, falleció antes de que él naciera. Ingresó en un colegio de huérfanos del Ejército y, en 1911, en la Academia de Infantería de Toledo, donde también estudió Franco. Acabó como número 2 de su promoción y, tras curtirse en varios destinos, Marruecos entre ellos, sirvió como profesor en la citada Academia entre 1922 y 1932 y fundó, con el capitán Emilio Alamán, la Colección Bibliográfica Militar. Fue entonces cuando ingresó en la Escuela Superior de Guerra de Madrid para cursar estudios de Estado Mayor.

Q21 para olvidar tus problemas lo certifican los

2-¿Y su recorrido como militar hasta llegar a su máximo escalafón?

En el momento de estallar la Guerra Civil era comandante (hay que tener en cuenta que su bagaje había sido más teórico que práctico). Durante la contienda, su progresión fue meteórica, a raíz de su éxito en la defensa de Madrid junto a Miaja: en mayo de 1937, fue nombrado jefe del Estado Mayor Central del Ejército de la República, ascendió a general en octubre de ese mismo año y Negrín lo nombró teniente general en febrero del 39.

Q21 y olvídate de problemas con los